Renunció Valentín Gilligan, el secretario General de la Presidencia acusado de ocultar una millonaria cuenta en el exterior

El funcionario fue cuestionado por no haber declarado su participación en una sociedad radicada en el Reino Unido con una cuenta en el Principado de Andorra.

19 Feb 2018
1

RENUNCIA. Valentín Díaz Gilligan declaró que tenía la cuenta para ayudar a un amigo. FOTO TOMADA DE CRONICA.COM

El subsecretario general de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, presentó hoy su renuncia al cargo, informó un portavoz gubernamental. El funcionario abandonó su cargo después de que una investigación periodística descubrió que no había declarado una millonaria cuenta en un banco de Andorra.

Díaz Gilligan presentó su dimisión al presidente argentino, Mauricio Macri, quien al conocerse el caso le había reclamado que brindara explicaciones en la Justicia, infaron Télam y la Dpa.

Este lunes varios dirigentes aliados al jefe de Estado le habían exigido a Díaz Gilligan que se alejara del cargo porque el escándalo que lo tenía como protagonista había alcanzado al Gobierno y lo perjudicaba.

"No estamos para apañar a nadie y queremos que la ley se cumpla", había declarado hoy el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, acerca del caso.

Díaz Gilligan había presentado hoy sus explicaciones a la Oficina Anticorrupción (OA), dirigida por la oficialista Laura Alonso. Mientras eso ocurría, el diputado nacional kirchnerista Rodolfo Tailhade fue a la Justicia para pedir que investigue si el entonces funcionario incurrió en el delito de lavado de activos.

Este jueves el diario "El País" publicó que Díaz Gilligan "ocultó 1,2 millones de dólares (980.000 euros)" en una cuenta abierta en Andorra a nombre de una sociedad de la que era representante y accionista. El diario español indicó que la cuenta fue abierta en 2012 cuando Díaz Gilligan era asesor de la alcaldía de Buenos Aires y estuvo activa al menos hasta diciembre de 2014, cuando fue nombrado director general de Turismo de Argentina.

"No hay fondos públicos involucrados" en el caso, aseguró hoy Díaz Guilligan en una entrevista brindada al diario "La Nación".

"La cuenta estuvo a nombre de la empresa británica de intermediación de jugadores de fútbol Line Action. El cien por cien de esta firma pertenecía a la mercantil panameña Nashville North Inc", agregó El País. Díaz Gilligan reconoció que fue accionista y director de "Line Action" como un "favor" que le hizo a su "amigo", el empresario uruguayo del fútbol y de medios de comunicación Francisco Casal.

Comentarios