El consumo se reduciría por la suba inflacionaria

Consultoras analizan el impacto de la inflación en los hábitos de compra.

18 Feb 2018

BUENOS AIRES.- El poder adquisitivo ha sufrido una depreciación desde diciembre por la aceleración de la inflación. Como consecuencia, según diversas consultoras, las familias utilizan estrategias de consumo para cuidar el bolsillo.

Para atenuar el impacto de la suba generalizada de precios, los consumidores se replantean la forma en la que gastan. Sólo en enero, la inflación marcó el 1,8% y fue del 25% interanual.

Según informó el diario Clarín, basándose en una encuesta (Relámpago LinQ) realizada por la consultora Kantar Worldpanel a más de 1.100 hogares de todos los niveles socioeconómicos (NSE), el 43% de los encuestados declaró que piensan reducir las salidas a comer, al cine o algún otro entretenimiento ante esta situación. El 35% afirmó que disminuirá su capacidad de ahorro, o directamente dejará de hacerlo, y el 22% restringirá los viajes de fin de semana o vacaciones.

Frente a los precios actualizados, el 19% de la muestra piensa que deberá reducir el consumo masivo de alimentos y bebidas, y el 16% manifestó que recortará el gasto en el conjunto de productos de limpieza y perfumería. La consultora señaló que, para el consumo masivo, se registran grandes diferencias entre los niveles socioeconómicos, sobre todo en el sector de las bebidas. “En las clases altas, sólo el 15% menciona la reducción de ese rubro, mientras que en las inferiores se eleva al 29%. Bebidas es siempre el sector más afectado por una crisis y cae siempre en mayor proporción que el resto de los sectores”, señaló Federico Filipponi, director comercial de Kantar.

Según el sondeo, al menos el 30% de los encuestados mencionó que su capacidad de economizar se verá afectada o eliminada. Sólo un 18% mencionó que las alzas de las tarifas no tendrán impacto en sus economías durante 2018. Sin embargo, los grupos más afectados son los niveles medios y bajos.

Por su parte, Soledad Pérez Duhalde, economista de la consultora Abeceb, pronosticó al diario Clarín que el consumo masivo se resentirá en el primer trimestre del año. Sería consecuencia de unos salarios desactualizados que no estarán, según la analista, a la altura de una inflación promedio del 6% para ese periodo. (Especial)

Comentarios