Doble crimen en el parque: las redes sociales jugaron en contra en el caso

Imágenes y audios se filtraron a través de grupos de Whatsapp de uniformados.

18 Feb 2018
1

Identikit del acusado.

Como nunca antes había sucedido, mientras los investigadores buscaban con urgencia al sospechoso, no pudieron evitar que se filtraran por las redes sociales los detalles de las investigaciones que realizaban.

“El mal uso de las redes sociales se termina transformando en un problema para cualquier investigación porque generalmente la terminan entorpeciendo o arruinando. Sin contar que hay veces que se termina dañando a otras personas. En este caso pudo haber ocurrido”, comentó la fiscala Adriana Reinoso Cuello.

Entre otros problemas, en esta investigación se difundió un identikit del sospechoso antes de que llegaran a manos de toda la Policía para que se lo buscara. Luego se viralizó el rostro de Braian Billone como el posible autor del doble crimen, pero el joven demostró que se encontraba trabajando en Mar del Plata cuando ocurrió el doble crimen. Por las dudas, buscó a un abogado y se puso a disposición de la Justica, planteo que fue rechazado.

Los investigadores sostienen que Máximo Abraham inició su plan de fuga en el mismo momento en que conoció que se sospechaba de él por el retrato hablado. La testigo clave del caso se aterró cuando recibió la imagen en su celular porque allí aparecían todos sus datos personales.

“Ese fue el daño más grave que cometieron las personas que creen que haciendo estas cosas ayudan. Tuvimos que reforzar su seguridad”, aseguró una fuente cercana a la investigación.

Imágenes y audios

Con el correr de los días, la imagen del sospechoso se desparramó por las redes sociales. LA GACETA decidió no publicarla porque podría generar planteos que harían caer una rueda de reconocimiento, prueba clave para que se esclarezca el caso. También aparecieron audios con órdenes para que los policías prestaran atención en los puestos fronterizos. Abraham también supo por dónde lo buscaban.

Se cree que esas imágenes fueron difundidas por miembros de la fuerza policial. Y, pese al silencio oficial se supo que desde el Ministerio de Seguridad se ordenó realizar una investigación para tratar de establecer el responsable de haber colaborado con la difusión de esos temas claves.

Comentarios