Un funcionario de Macri ocultó U$S 1.200.000 en un banco de Andorra

El subsecretario general de Presidencia aseguró que el dinero no era suyo y que fue accionista de una firma para hacerle un favor a un amigo.

16 Feb 2018
1

Díaz Gilligan afirmó que el dinero no era suyo. FOTO TOMADA DE MINUTO.COM

Un funcionario del presidente Mauricio Macri ocultó U$S 1.200.000 en Andorra, donde hasta el 2017 regía el secreto bancario. Se trata del subsecretario general de Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, quien puso el dinero en una cuenta en la Banca Privada d’Andorra (BPA) a nombre de una sociedad.

Según lo que informó el diario El País, Díaz Gilligan figuró ante el banco como representante de la empresa y accionista. La cuenta estuvo a nombre de la empresa británica de intermediación de jugadores de fútbol Line Action. El 100% de esta firma pertenecía a la mercantil panameña Nashville North Inc.

La cuenta de Line Action tenía en diciembre de 2014 un saldo de U$S1.200.000 y se nutría de transferencias de Uruguay de “clubs de fútbol”, según el BPA.

"Como consecuencia del nombramiento del accionista como director general de Turismo de Argentina, este decide dejar la actividad comercial que desarrollaba a través de Line Action y vende la sociedad el 3 de noviembre de 2014”, se rescata de un acta confidencial de la BPA.


El funcionario nacional aseguró que el dinero no era suyo y que fue accionista y director de Line Action por hacerle un favor a un amigo. “Francisco Casal tenía problemas en su país y me pidió el favor. Tenía un juicio con el fisco que ganó y no podía figurar. Confiaba en él. La plata nunca fue mía. Además, yo no ejercía entonces cargo público. Era asesor y facturaba como autónomo”, indicó Díaz Gilligan a El País.

La cuenta -siempre de acuerdo a las fuentes citadas por el medio español- se abrió en 2012, cuando Díaz Gilligan era asesor del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Y habría mantenido su actividad hasta diciembre de 2014, cuando llevaba un año como director general de Promoción Turística.

"Pedí que me sacaran. No me parecía bien continuar, ya ocupaba un cargo político. Tenía una exposición pública, no quería estar en una sociedad donde no tenía ningún control. No había incompatibilidad, no era ilegal, pero era una actividad que, además, no me generaba ningún ingreso”, explicó el subsecretario general de la Presidencia.

En Esta Nota

Mauricio Macri
Comentarios