No la dejaban subir al avión con su hámster y lo tiró en un inodoro del aeropuerto

La joven debía viajar por un problema médico y llevaba al roedor como mascota de apoyo emocional, con certificado de un médico.

09 Feb 2018
1

TRISTEZA. Belén y su hásmter. FOTO TOMADA DE TELEFÉ NOTICIAS.

Una joven de 21 años compró un pasaje para volar desde Washington a Florida, en Estados Unidos, por un asunto médico. Iba acompañanad por su hámster, pero como no la dejaron subir al avión con el animal decidió tirarlo en un inodoro de un baño del aeropuerto.

La mascota de Belén Aldecosea se llamaba "Pebbles" y la lleva consigo como apoyo emocional -certificado por su médico- desde hacía un año, cuando le habían descubierto un tumor que resultó ser benigno.

La estudiante no dudó en llevarlo tras recibir la autorización telefónica de la aerolínea. Sin embargo, los empleados de embarque le negaron el permiso y le informaron que sólo podría volar si se deshacía del roedor.

De acuerdo con la joven, no podía perderse el vuelo ya que necesitaba viajar por un asunto médico y los empleados de la compañía aérea fueron quienes le dieron dos alternativas: dejar al animal libre o tirarlo por el inodoro.

Ante tal panorama, Aldecosea intentó alquilar un auto para realizar el trayecto hasta Florida, pero no tuvo éxito.

"Estaba consternada. Me senté durante unos 10 minutos llorando", contó la joven, quien al final se dirigió al baño y tiró a su mascota por el inodoro.

La universitaria pensó que era mejor solución que dejarlo libre para que muriera congelado en la calle o atropellado por un auto.

El hecho ocurrió en noviembre del año pasado y Aldecosea ahora planea iniciarle juicio a la aerolínea por forzarla a tomar esa decisión.

En tanto, desde la empresa reconocieron el error de informarle por teléfono que podía viajar con "Pebbles", aunque negaron haberle sugerido que lo arrojara por el inodoro.

Según la normativa federal estadounidense las aerolíneas deben autorizar el embarque de personas que necesiten la compañía de un animal por algún tipo de problema médico certificado, pero las empresas pueden decidir cuáles quedan afuera, normalmente, caballos, arañas y serpientes, entre otros.


Comentarios