Un tucumano diseñó la "charanguita", un instrumento que ya estuvo en las manos de Sergio Gallegillo y Facundo Toro

Chelo Sueldo combinó el sonido de un charango y una guitarra y es el único ejemplar en el país.

05 Feb 2018

Después de seis años de pensar, diseñar y dibujar, Marcelo "Chelo" Sueldo le dio vida a la "charanguita", un instrumento que combina el sonido de la guitarra y el charango. La llevó a pasear por Cosquín y es la nueva integrante de su grupo folclórico Samikay. 

La combinación del sonido fue creada por un boliviano, René Gamboa, y fue Sueldo quien con su curiosidad le dio la forma de dos instrumentos en uno. 

Sueldo se encuentra en sexto año del Conservatorio Provincial de Musica y hace 10 años que integra el grupo folclórico Samikay (donde se desempeña como cantante, toca el charango y el violín). Además enseña a tocar instrumentos en escuelas privadas de música de la provincia y tiene alumnos particulares.

El instrumento

El músico unió la silueta de un charango, con la silueta de una guitarra eléctrica con cuerdas de nylon. No tiene boca (el hueco que tienen la mayoría de las guitarras) y la caja de resonancia funciona como una guitarra tradicional. 

"Quise mantener la silueta de dos instrumentos totalmente distintos en la actualidad", detalló el multiinstrumentista.

Comenzó a fabricar la charanguita el mismo y la terminó un luthier tucumano, Axel Giménez. La construcción duró cuatro meses. Además es electroacústica y se puede conectar a una consola para amplificar el sonido.


Reacciones

Apenas la terminó la llevó a pasear por Cosquín. Debutó en algunas peñas callejeras, en el stand de Jujuy y estuvo en manos de algunos artistas reconocidos como Néstor Garnica, Sergio Gallegillo, Facundo Toro y Los cantores del Alba.

"¿Cómo hacés para pasar de uno al otro sin tropezar?", le preguntó Garnica. "Camino despacito", contestó Marcelo.


Néstor Garnica probó la "charanguita" que creó el músico tucumano.

El funcionamiento

Tocar la "charanguita" es una cuestión de costumbre, dijo el músico en diálogo con LA GACETA. Se necesita de mucha práctica para poder pasar de un instrumento a otro.

La intención de unir ambos sonidos es producir diferentes colores en la melodía de una canción.

"Podés hacer un punteo con una guitarra y pasar al charango para adornar. O podés usar otros recursos como tocar cuerdas al aire del charango y mezclar con acordes en la guitarra", explicó.

Chelo dijo que la idea es producir más charanguitas y venderlas, aunque admitió que no es fácil que un músico "necesite" o quiera adquirir un instrumento como éste. Sin embargo, manifestó que cumplió su objetivo darle vida a un capricho y cumplir un sueño.




Facundo Toro posó con el grupo Samikay (donde toca Chelo Sueldo) y también se asombró con la creación del tucumano



Los cantores del Alba probaron la "charanguita" por primera vez.

Comentarios