Embargaron por $ 400.000 al policía que mató al ladrón que apuñaló al turista norteamericano

"Yo sé que hice lo correcto y actué de buena fe", dijo Luis Chocobar.

01 Feb 2018
3

CHOCOBAR. El policía detenido por balear a un ladrón en el barrio porteño de La Boca.

Un juez procesó y embargó por $ 400.000 al policía bonaerense que baleó y mató a un delincuente que acababa de apuñalar diez veces al turista norteamericano Frank Joseph Wolek en el barrio porteño de La Boca, al considerar que se excedió en la defensa, informaron fuentes policiales.

La decisión fue tomada por el juez Enrique Gustavo Velázquez, a cargo del Juzgado Nacional de Menores 1 de la Ciudad de Buenos Aires, por entender que el policía local de Avellaneda, Luis Oscar Chocobar (30), se "excedió en el uso de su legítima defensa" y recaratuló el hecho como "homicidio".

El hecho ocurrió el pasado 8 de diciembre por la mañana, cuando Wolek (60) caminaba por la zona turística de La Boca y poco antes de llegar a la calle Caminito, en Olavarría y Garibaldi, fue interceptado por dos delincuentes con fines de robo.

De acuerdo a la pesquisa de la Policía de la Ciudad, durante el asalto uno de los dos ladrones apuñaló una decena de veces en el pecho al turista, quien cayó al suelo gravemente herido.

Tras el ataque, ambos delincuentes salieron corriendo, pero mientras uno logró escapar, otro de ellos fue interceptado a tres cuadras, en Irala y Suárez, por dos transeúntes que habían visto el ataque y lo retuvieron en el piso.

Poco después, llegó al lugar Chocobar, vestido de civil, se identificó como policía y, según declaró después, disparó al delincuente en la zona abdominal porque éste hizo un gesto como que si estuviera por sacar un arma mientras trataba de huir.

El ladrón, identificado como Pablo Kukok (18) fue trasladado al Hospital Argerich, donde fue operado por las lesiones sufridas en el hígado, intestino delgado y colon y murió cinco días después.


Pablo Kukoc, el asaltante que fue baleado por un policía en La Boca y murió, tras apuñalar a un turista de EE.UU.
Pablo Kukoc, el asaltante que fue baleado por un policía en La Boca y murió, tras apuñalar a un turista de EE.UU.


En tanto, el turista estadounidense recibió el alta 20 días después del robo, tras permanecer internado en terapia intensiva en el mismo centro de salud luego de ser operado de urgencia por haber sufrido lesiones en la aurícula izquierda y en el ventrículo derecho, un puntazo en cada pulmón y otras seis heridas.

"Estoy bien, me siento casi normal, fueron unas tres semanas largas y fue muy doloroso, pero lo superé bastante bien", expresó Wolek ante la prensa, además de elogiar la asistencia que recibió en el hospital y considerar "héroes" a los médicos que lo atendieron "con amor genuino y amistad".

Alta médica para el turista apuñalado en el barrio de La Boca. Joe Wolek sale del Hospital Argerich (foto Clarín)

A su vez, Chocobar había sido detenido el día del hecho pero fue liberado el pasado 11 de diciembre tras permanecer un fin de semana preso "en un calabozo", durmiendo "en el piso sin colchón".

En su cuenta de Twitter que abrió ayer, Chocobar escribió en su primer mensaje: "Señor Dios hoy me pongo en sus manos ... una decisión injusta de un señor juez hoy me quita hasta las ganas de dormir (quieren cobrarme $ 400.000 de embargo y privarme de mi libertad). Desde el fondo de mi corazón se que actué de buena fe y en cumplimiento de mi deber policial".

Fuentes policiales informaron a la agencia Télam que el policía se encuentra en servicio activo y que recibió la contención necesaria por parte de sus superiores, al tiempo que le otorgaron funciones administrativas para evitar que realizara momentáneamente tareas de prevención en la vía pública.

Sus palabras

"De primer momento se actuó como se tendría que actuar en un procedimiento policial", dijo el policía, que calificó su situación como "una injusticia". "Eran dos delincuentes, y uno se fugó. En primera instancia llamo al 911, luego di la voz de alto y no cesó la agresión. Traté de actuar de la mejor manera", explicó al sitio TN el efectivo, que sigue en servicio.

Chocobar dijo que actuó "de buena fue, tratando de resguardar la vida de las personas" y advirtió que, aunque no sufrió "amenazas contundentes" sabe que lo estuvieron "buscando". "Tengo en mente reubicarme, irme a vivir en algún lado para estar tranquilo, no va conmigo estar viviendo en casa de familiares o amigos", afirmó, en una entrevista a Radio La Red.

En Esta Nota

Buenos Aires
Comentarios