Suspenso en Cataluña por la investidura de Puigdemont

El candidato independentista pidió un amparo para poder asumir la presidencia regional. El autoexiliado debe estar presente para jurar, pero tiene una orden de captura; está acusado de rebelión y sedición.

30 Ene 2018
1

¿QUE PASARÁ? Puigdemont quiere asistir al debate, que se suspendería por la posibilidad de quede detenido. REUTERS (archivo)

MADRID.- El independentista Carles Puigdemont pidió ayer un amparo al Parlamento catalán para poder ser investido hoy presidente de Cataluña, pese a la orden judicial de permitirlo únicamente sólo si está presente.

En un escrito al que accedió Reuters, Puigdemont -autoexiliado en Bruselas y con orden de detención por promover la independencia de Cataluña en octubre- solicitó al presidente del Parlament, Roger Torrent, que “salvaguarde sus derechos como diputado y candidato” y siga adelante con la sesión plenaria.

“Tengo el derecho a asistir a los debates y votaciones del pleno y (...) gozo de inmunidad con el efecto concreto de que no puedo ser detenido si no es en caso de delito flagrante”, argumentó Puigdemont en el escrito.

En la cámara regional, Torrent mantenía reuniones para decidir si suspender el pleno en el caso de que el candidato de JXC -la formación independentista con más respaldo- esté ausente o desobedecer al Tribunal Constitucional y celebrarlo a distancia.

El candidato a la Generalitat, al que la Justicia española acusa de sedición, rebelión y malversación, podría regresar para tratar de ser investido pese a que lo más probable es que fuera detenido, señaló su abogado, Jaume Alonso-Cuevillas, en RAC1.

“Tiene la valentía suficiente para presentarse, dejarse encarcelar y hacer explotar la cafetera a presión que vivimos”, afirmó. Ayer, Puigdemont alimentó la incertidumbre al colgar en instagram una fotografía de las calles que rodean el Parlament.

Ausencia

La defensa entiende que el político de JXC no debería ser detenido: “tiene inmunidad parlamentaria; es diputado. Por tanto, no puede ser detenido”.

De cara a devolver al poder a Puigdemont, tres de los cuatro ex consejeros catalanes que huyeron con él a Bruselas, renunciaron el domingo a su escaño para garantizar la mayoría independentista del Parlament -68 diputados- en caso de que se vote hoy la candidatura.

En tanto, el Tribunal Supremo rechazó el recurso del ex vicepresidente Oriol Junqueras y del también diputado electo Jordi Sánchez para poder acudir personalmente al pleno de investidura. La defensa del ex presidente catalán dijo que no descarta acudir al Tribunal Europeo de DDHH por las acciones judiciales contra el anterior Ejecutivo independentista, pero que antes agotarán los recursos ante las instancias españolas.

Al respecto, la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, instó a Puigdemont a ponerse a disposición de un juez, que ordenaría su prisión preventiva. “Ese es el camino que tiene que seguir, el del Tribunal Supremo”, indicó.

La sesión prevista para hoy en el Parlamento de Cataluña para investir a un presidente del Gobierno regional guarda una gran incertidumbre. No se sabe si será suspendida, si se celebrará y, en ese caso, estará Puigdemont como candidato. (Reuters-DPA)

En Esta Nota

Cataluña
Comentarios