Causa Natalia Vargas: Hay cuatro imputados en el proceso judicial

La investigación avanzó durante la feria.

28 Ene 2018

La muerte de Natalia Vargas marcó la feria de verano en Tribunales de avenida Sarmiento al 400. El proceso penal en el que se investigan las circunstancias de la caída de la médica, de 28 años, de un parapente el 29 de diciembre; tomó ritmo durante la primera quincena. Se estima que nuevas medidas serían ordenadas antes de fin de mes, o durante los primeros días de febrero.

Según fuentes oficiales, los testimonios y las pruebas que la Justicia ha obtenido perjudicaron a Ariel Salazar, el piloto del aerodeslizador en el que voló la joven el día de la tragedia. La situación procesal del principal sospechoso se habría complicado, en consecuencia. La causa fue calificada de “homicidio culposo”. El parapentista había manifestado que la joven habría sufrido un ataque de pánico antes de la caída.

Sin embargo, Salazar no es el único imputado, ya que otras tres personas, allegadas al piloto, han sido señaladas también en la causa. Fueron acusados de haber ocultado las imágenes que habrían sido registradas a través de la cámara gopro que llevaba Salazar en su casco durante el vuelo. Sin embargo, los nombres de esas tres personas no trascendieron.

Otro complicado

A su vez, se podría complicar también la situación de Eduardo Deheza, quien había sido contratado por la joven concepcionense, como lo habían manifestado los amigos de Natalia Vargas. El empresario ya declaró en la causa. Además, en un comunicado indicó que ese día le había pedido a Salazar que volara con la víctima y señaló que él despegó con la turista alemana que había llegado a Loma Bola junto con Natalia.

Mariana Rivadeneira fue la primera fiscala de la causa. Ordenó el secuestro del equipo de vuelo y de todos los objetos utilizados.

Paralelamente, por entonces, la familia de la víctima reclamaba la búsqueda de la cámara gopro que estaba en el biplaza.

En el inicio de este mes, ya en feria, la fiscala Carmen Reuter se hizo cargo de la investigación. Luego, con el cambio de turno, quedó en manos de Diego López Ávila.

Declaraciones

En este último tiempo, la investigación se encaminó a determinar si hubo algún tipo de omisión del piloto, como no controlar si Natalia estaba asegurada de forma correcta antes del despegue, en la pista de Loma Bola, en San Javier.

También se concretó un allanamiento en la casa de Salazar y se tomaron declaraciones a los amigos de la joven, los que habrían hecho hincapié en que hubo negligencia por parte de Salazar y en la responsabilidad de la empresa, según trascendió.

Los allegados a la muchacha pusieron a disposición de la Justicia videos en los que se advirtió que la médica no tenía colocadas las perneras de seguridad (que sujetan las piernas) antes de iniciar el viaje.

Comentarios