Una noche dedicada a los sonidos más nuevos y experimentales

Por primera vez, el Atahualpa Yupanqui le dedica una jornada a las apuestas alternativas.

27 Ene 2018
1

HERMANO HORMIGA. Aristumuño y Barrionuevo comparten proyecto. lavoz.com.ar

El folclore alternativo e independiente ocupará por primera vez toda una noche en el Festival de Cosquín, en su larga y tradicional historia y cuando sólo quedan dos lunas para concluir con la edición de este año.

Hoy, el escenario mayor reunirá a Hermano Hormiga (el proyecto que encaran en conjunto el folclorista Raly Barrionuevo y el rockero pop Lisandro Aristimuño); el cordobés José Luis Aguirre; Duratierra; Ramiro González; Luciana Jury; Mery Murúa; la propuesta Ulkan Folil (Raíz que Canta en mapuche) que acercan Rubén Patagonia con Che Joven (dúo de los hermanos Pablo y Marino Coliqueo, que estará en Tucumán el sábado 3 de febrero, en Casa Managua); Charo Bogarín (vino a la provincia el año pasado con su nuevo estilo y trabajo); y El Vislumbre del Esteko. No habrá ningún artista tucumano en este variopinto y complementario grupo.

Todos ellos integran una muestra generacional de un folclore emergente en una escena que no solamente se alimenta de los artistas taquilleros, destaca Télam. Por ello, la reunión sobre el escenario coscoíno le otorga una exclusividad inédita hasta hace apenas un par de años, marca un antes y un después en el festival y confirma una apertura hacia nuevos sonidos experimentales.

“Pertenezco al mundo de Cosquín. Llegué ahí y anduve desde chico por las peñas y se dio naturalmente estar un día en el escenario principal. Pero esta vez me interesó llegar con Hermano Hormiga y sumar a compañeros y compañeras que apuestan a la música sin especulación”, destacó Barrionuevo.

El autor de “Cuarto menguante” y “Chacarera del exilio” aprovechó la exitosa experiencia de octubre pasado cuando hizo su Peña Trashumante en la plaza Próspero Molina, donde reunió a unos 7.000 asistentes en ocasión de lanzar “La niña de los andamios”, el duodécimo álbum de su cosecha personal, para sugerir una noche de similares características a la Comisión Municipal encargada de organizar el festival.

“Esa vez nos sentimos familia, estábamos felices y tranquilos de haber copado ese lugar en Cosquín. Cuando nos vi allí pensaba en la imagen de la película donde Benicio del Toro hace del Che Guevara (dirigida por Steven Soderbergh en 2008), cuando los rebeldes toman la alcaldía de Santa Clara. Y si bien el festival es otra cosa -abundó-, está bueno que nos sintamos cuidados y con personas con las que transitamos la misma”.

En idéntica sintonía, Micaela Vita, cantante del grupo Duratierra, resaltó: “después de 13 años llegar con nuestra música a este encuentro es muy especial y más hacerlo tan bien rodeados, con hermanos y hermanas de andar”. “Siempre es fuerte pisar ese escenario por las implicancias que tiene y al que también hemos criticado por haber sido bastante cerrado. Hoy se le hace espacio a todo este movimiento de música popular nueva que merece un lugar. Y nos sentimos parte de un colectivo que tiene el orgullo de que se le abra la puerta a toda esta música nueva”, resaltó.

Jury, exquisita intérprete y compositora, sostuvo: “es muy trascendente poder llegar a esta noche tan especial, que busca que haya acceso a todo de todo, esta apertura es un oxígeno para todos”. “Antes fui totalmente ignorada, pero debe haber de todo: reflexión, conmoción y fiesta, porque cuando se monopoliza una forma estamos en problemas”, advirtió.

POR TELEVISIÓN

• El Festival de Cosquín se transmite de 22 a 2 en vivo y en directo por la TV Pública (disponible en cable y satélite).

Comentarios