En los controles de verano ya secuestraron 1.500 vehículos

Hubo procedimientos en los Valles, en San Pedro de Colalao y en El Cadillal. Los conductores se resisten, dice la Policía La alcoholemia y la falta de cascos son las infracciones usuales en las rutas tucumanas.

22 Ene 2018
1

A SOPLAR EN LA PIPETA. Los procedimientos se intensifican durante los fines de semana en las villas veraniegas.

“Se ve mucha negligencia por parte de los conductores y una negación por acatar las normas de tránsito”. Las palabras que describen panorama, fueron emitidas, con tono preocupado, por el comisario Sergio Suárez, jefe de la Policía Vial de la Provincia. En el marco de los operativos de verano, se montaron puestos de control vehicular en los accesos de las principales villas veraniegas.

El saldo de esos procedimientos es de 1.500 vehículos secuestrados durante los primeros 20 días del año. Equivale a 75 unidades retenidas por jornada. En la mayoría de los casos se trata de motocicletas. “Es un número importante de secuestros. En el caso de los motociclistas, el principal motivo por el que se incautan los rodados es porque sus ocupantes no utilizan cascos”, precisó el jefe de la Vial.

Durante los operativos, los agentes solicitan la carnet de manejo, la tarjeta verde, la póliza de seguro y la Verificación Técnica Vehicular.

De esos procedimientos, además de la Policía Vial, participan la Dirección de Transporte y médicos, que realizaron los controles de alcoholemia.

“El consumo de alcohol es otro de los motivos más frecuentes para que un vehículo sea retenido en los puestos de control”, expresó el comisario Suárez.

Fines de semana

En los accesos a Tafí del Valle, El Mollar y San Pedro de Colalao las tareas de la Vial se intensifican durante los fines de semana, por la afluencia turística.

“Reforzamos al 100% la presencia de efectivos de viernes a domingo en esos sectores”, confirmó el comisario Suárez.

El jefe policial reconoció que el acceso a los valles, sobre la ruta provincial 307, es uno de los sectores donde más vehículos fueron secuestrados, fundamentalmente porque las pruebas de alcoholemia dieron positivas.

“En Las Mesadas han habido más procedimientos y más secuestros que en otras villas veraniegas. También San Pedro de Colalao nos sorprendió con un alto número se automóviles incautados”, confirmó, En contraste, remarcó que ha disminuido el número de vehículos secuestrados por los controles camineros en El Cadillal.

“Creo que como los operativos en El Cadillal se dan durante todo 2017, la gente tiene asumido que debe circular con la documentación en regla y se cuidan del consumo de alcohol. Saben que hay puestos fijos permanentemente”, consideró Suárez.

También hubo operativos en Concepción (se confiscaron 115 vehículos) y en Villa Mariano Moreno, donde fueron retenidos 100 rodados.

comentarios