Europa prepara la réplica al “EEUU primero” de Trump

La intención es defender el multilateralismo

22 Ene 2018
1

Emmanuel Macron.

Los líderes europeos pondrán todos sus esfuerzos durante el Foro Económico Mundial de Davos esta semana para defender el multilateralismo antes de que el presidente Donald Trump llegue con su mensaje “Estados Unidos primero”.

Políticos, empresarios, banqueros y celebridades se reunirán en los Alpes suizos bajo el lema “Creando un Futuro Compartido en un Mundo Fracturado” para una reunión de cuatro días en un inquietante contexto mundial.

Una década después de que la bancarrota del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers contribuyera a desencadenar una crisis financiera mundial, el crecimiento económico ha regresado y los mercados bursátiles están alcanzando niveles realmente récord.

Un espejismo

Sin embargo, hay un temor persistente entre muchos en Davos de que las brillantes perspectivas económicas se conviertan en poco más que un espejismo si el abrumador conjunto de amenazas geopolíticas -desde el proteccionismo y el cambio climático hasta los ciberataques y la guerra abierta- ganan peso en 2018. “No todas las amenazas geopolíticas son amenazas para los mercados financieros”, dijo Axel Weber, presidente del banco suizo UBS y expresidente del alemán Bundesbank. “Pero estoy de acuerdo en que puede haber una desconexión, lo que ha estado sucediendo desde hace un tiempo y puede continuar durante un tiempo”, agregó.

El informe de riesgos mundiales publicado por el Foro Económico Mundial la semana pasada mostró que muchos ven un mayor riesgo de enfrentamientos políticos y económicos entre las principales potencias este año.

Trump, el primer presidente estadounidense que asiste al foro desde Bill Clinton en 2000, es una fuente de inquietudes después de un volátil primer año en el cargo durante el cual ha puesto patas arriba la política exterior estadounidense no sólo con sus medidas, sino fundamentalmente con sus polémicas declaraciones.

El inicio

El foro abrirá mañana con un discurso del primer ministro de la India, Narendra Modi, y concluirá el viernes, cuando Trump tiene previsto dirigirse al auditorio masivo donde el presidente chino, Xi Jinping, habló el año pasado, ofreciendo llenar el vacío de liderazgo global creado por un Washington aislacionista.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron el fin de semana que era improbable que el cierre del Gobierno en Estados Unidos impidiera que Trump viajara, aunque el director de presupuesto, Mick Mulvaney, dijo que ahora es posible.

En los días entre Modi y Trump, los líderes de los países más grandes de Europa, ausentes de Davos el año pasado y reforzados por la recuperación de sus economías, ofrecerán una visión alternativa a Trump y Xi, quien a ojos de los europeos no ha cumplido con su promesa de hace un año de abrir China a la inversión extranjera.

La ofensiva la dirigirá el presidente francés, Emmanuel Macron, la nueva estrella de la política europea, quien, con una audaz decisión, ha invitado a muchos de los líderes empresariales que estarán en Davos al Palacio de Versalles el lunes para presionarlos a invertir en Francia. (Reuters)

Comentarios