Trump en peligro, se queda sin fondos

No hubo acuerdo político para cerrar el Presupuesto definitivo. “Los demócratas quisieron darme un bonito presente”, dijo el Presidente, que fracasó en las negociaciones.

21 Ene 2018
1

ACUSACIÓN. El mandatario dijo que los demócratas se preocupan más por los ilegales que por los militares. reuters

WASHINGTON.- El presidente, Donald Trump, celebró ayer su primer año en la Casa Blanca con una derrota aplastante: su incapacidad para el diálogo lo convirtió en el primer mandatario del país que afronta un cierre de gobierno pese a que su partido controla las dos Cámaras.

El mandatario tenía planeado viajar a su residencia Mar-a-Lago en Palm Beach para celebrar con una gran fiesta el primer aniversario de su gestión, pero la posibilidad de un cierre parcial por falta de fondos lo obligó a quedarse. “Este es el primer aniversario de mi presidencia y los demócratas quisieron darme un bonito presente”, escribió a la mañana, con ironía, en Twitter.

El Senado tumbó una propuesta para financiar al Gobierno hasta el 16 de febrero, un nuevo parche para prolongar la negociación entre republicanos y demócratas para un presupuesto definitivo.

Es que el año pasado, Trump no logró aprobar una ley de presupuesto anual y, por eso, desde octubre, cuando terminó el año fiscal 2017, tiene que redactar y votar leyes parches para permitir que el Gobierno siga funcionando.

La negociación del nuevo presupuesto anual está atada a la regularización de unos 800.000 jóvenes indocumentados que se quedaron sin protección después de que Trump derogara el decreto firmado por su antecesor, Barack Obama, que los protegía hasta el 5 de marzo.

Los demócratas condicionaban su apoyo al presupuesto a que Trump y los republicanos accedieran a regularizarlos, pero no lograron convencerlos.

“Los demócratas están mucho más preocupados por los inmigrantes ilegales que por nuestros excelentes militares o la seguridad de nuestra peligrosa frontera sur. Podrían haber hecho un trato fácil pero en vez de eso decidieron jugar a la política del cierre”, escribió Trump en otro tuit, y llamó a sus seguidores a votar “más republicanos” en 2018 para poder ordenar las cuentas.

Se trata del primer cierre del gobierno desde octubre de 2013, cuando Obama afrontó 16 días de parálisis por el bloqueo que ejercieron los republicanos. Trump dijo que intentará minimizar el impacto en el pueblo estadounidense.

Sin embargo, la Casa Blanca ya anunció que prescindirá de más de un millar de sus 1.715 trabajadores y el jefe del Pentágono, James Mattis, dijo que algunas operaciones militares de inteligencia quedan suspendidas a la espera de fondos.

En un comunicado emitido tras la votación de ayer, la Casa Blanca advirtió a los demócratas que “no negociará” estatus de los “soñadores” para lograr nuevos fondos y que no se sentará a hablar de la reforma migratoria hasta que desbloqueen la situación. (Télam)

Comentarios