Lo aprehendieron cargando una “tumbera”

La Policía vinculó al supuesto delincuente a varios hechos, como “escruches” y arrebatos. Lo habrían sorprendido antes en el interior de una carnicería. Un policía identificó, persiguió e interceptó en plena vía pública a un joven, de 22 años, quien era buscado desde hace varios días.

20 Ene 2018
1

Una vez lo sorprendieron adentro de una carnicería, en el barrio Villa Obrera, en Tafí Viejo. En esta última oportunidad, un policía se topó con el supuesto delincuente: lo cruzó mientras circulaba con una bolsa del tipo consorcio, en la que ocultaba una arma de fabricación casera, llamada “tumbera”.

Según fuentes policiales, tras varios días de búsqueda por ser identificado como supuesto autor de varios hechos delictivos en la zona Norte del Gran San Miguel de Tucumán, la Policía detuvo a un joven, de 22 años, conocido como “Cobos”.

En la fuerza de seguridad de la provincia lo ubicaban desde hace tiempo como ejecutor de “escruches” (ataques en domicilios), arrebatos y asaltos. Por eso, uno de los agentes de Tafí Viejo lo habría identificado fácilmente en este la aprehensión.

El supuesto delincuente se movilizaba por avenida Roca, en esa localidad, cuando un policía del área de Monitoreo lo interceptó. En ese momento, llevaba una bolsa bajo el brazo.

Al escuchar la voz de alto que emitió el agente, el individuo dejó caer al piso un arma “tumbera” que estaba tapada con la bolsa y se marchó rápidamente. Ante esa acción, el policía inició la persecución con el automóvil oficial. El recorrido se extendió hasta unos 150 metros, donde logró alcanzarlo.

Un conocido

“Cobos” fue aprehendido después por portación del arma (artículo 189 bis del Código Penal nacional).

“En una oportunidad lo encontraron en una carnicería en Villa Obrera. Tiene 1.000 causas por hurto y otras figuras”, comentó un alto oficial de la Unidad Regional Norte (URN).

Las mismas fuentes de la policía señalaron que esta persona trabajaba solo, no así en grupo. También contaron que cada vez que era vinculado a un hecho delictivo, se escondía en domicilios de conocidos durante un largo tiempo.

La “tumbera” era un arma de fabricación casera, que estaba conformada por dos caños de metal. Uno de esos caños tenía una aguja percutora en un extremo, mientras que el otro llevaba colocado un cartucho calibre 12 (chico).

Las “tumberas” son de uso y fabricación prohibida, ya que son consideradas una verdadera arma de fuego y se utilizan en lugar de otras armas más sofisticadas en actos ilícitos.

En Esta Nota

Tafí Viejo Inseguridad
Comentarios