Halló dos urnas, las arregló y no quiere que se las quiten

Leonardo Fernández encontró las piezas en San Pablo. “Son bienes públicos”, explicaron.

20 Ene 2018
1

TODAVÍA SONREÍA. El caso tomó estado público y Fernández está molesto.

Estaba empezando a cumplir el sueño de la casa propia. Pala en mano comenzó a cavar cimientos y cuando llegó a los 30 centímetros de profundidad vio algo raro. Con cuidado avanzó hasta llegar más o menos hasta los 80... y sintió una mezcla de incredulidad y alegría: en la que será su casa, Leonardo Fernández halló dos vasijas, aparentemente urnas fúnebres (la más grande de ellas contenía lo que pueden ser restos óseos). El hallazgo se produjo el jueves en un terreno de San Pablo, en una zona conocida como Punta del Monte.

Víctor Fernández, hermano de Leonardo, escribió al Whatsapp de LA GACETA para contar lo ocurrido y mandó fotos en las que se ve a Leonardo con las vasijas y una enorme sonrisa. Poco más tarde, el descubridor contó que las vasijas estaban rotas y que las armó con pegamento. Una no pudo reconstruirla por completo, pues no halló todos los pedazos. “Fue una casualidad de la vida. Quiero ponerla de adorno en mi casa una vez que la termine”, contó Leonardo, todavía contento.

Bienes públicos

Funcionarios de la Dirección de Patrimonio de la Provincia explicaron que ante un hallazgo de este tipo hay que llamar al Ente de Cultura, comunicar que se ha producido y esperar que llegue el arqueólogo, quien determinará el origen de la pieza y su autenticidad.

“Los objetos arqueológicos son bienes públicos -explicó la arquitecta Mercedes Aguirre, directora de Patrimonio de la Provincia-. No se puede mover de lugar la pieza y mucho menos armarla. La tarea de reconstrucción se realiza con materiales especiales”. Explicó además que no sólo importan las piezas sino todo el contexto, porque la tierra que rodea cada trozo de vasija tiene mucha información importante para la investigación; por ese motivo el aviso a las autoridades debe ser instantáneo.

En caso de hallar algún objeto que puede ser considerado un bien patrimonial hay que comunicarse con la Dirección de Patrimonio Cultural de la Provincia: 4307678 interno 260/242 o dirigirse a San Martín 251, 1° piso.

¿Puede quedárselo?

El arqueólogo Mariano Corbalán subrayó que existe la posibilidad de que quien lo encuentra se quede con el objeto, pero para convertirse en un tenedor oficial debe estar registrado. “Esa persona puede tener la pieza, pero debe conservarla tal cual la encontró. No puede agregar ni disminuir piezas, y si se rompe hay que dar aviso nuevamente a Patrimonio”, añadió.

Ayer, promediando la tarde, y dada la trascendencia que había ido adquiriendo el caso, la alegría de Fernández había desaparecido: no quiso dar más detalles de su hallazgo, y aseguró que la vasija ya no está en su poder, y que la escondió para que no se la quiten.

Comentarios