La trilogía Nisman

19 Ene 2018

De Fabién Neiman, presidente de DAIA filial Tucumán.-

Al conmemorarse el tercer aniversario del asesinato del fiscal que esclareció el atentado iraní de 1994 contra la Argentina en la AMIA, cabe recordar quién fue Alberto Nisman y cuál fue su aporte a la Justicia Argentina.

El primer dictamen de la trilogía Nisman es su memorable texto de 802 páginas del 25 de Octubre del año 2006, donde Alberto Nisman establece claramente que el atentado lo planificó y lo financió el gobierno de la Republica Islamica de Irán, lo ejecutó la organización terrorista libanesa proiraní Hezbollah, el nombre del suicida/homicida es el terrorista libanés del Hezbollah Ibrahim Hussein Berro, y la tan buscada conexión local era la Embajada de Irán en Buenos Aires en la persona de su “Agregado Cultural” (cargo que usaba de pantalla), el diplomático-terrorista iraní Mohsen Rabbani.

El segundo dictamen de su trilogía es el de julio del año 2013, titulado “La Penetración Iraní en America Latina”, durante cuya presentación tuve oportunidad de conocer al fiscal Nisman.

En ese dictamen Nisman establecía claramente que desde Guyana hasta Tucumán, Irán tiene agencias de inteligencia repartidas por toda America Latina, coordinadas desde Qom (Irán) por el mismísimo Mohsen Rabbani.

Muchos extremistas chiítas repartidos por el continente compilan y envían información a Irán, que luego puede ser utilizada (o no) para actos terroristas o para otros fines.

Luego de la firma del vergonzoso Memorándum de Rendición del 27 de Enero de 2013, Nisman se aboca a trabajar en lo que sería su denuncia casi póstuma y que terminó costándole la vida.

Establece que detrás del Memorándum había un pacto de impunidad entre el gobierno anterior y los asesinos de la AMIA de la dictadura iraní, mediante una diplomacia paralela que en un extremo tenía a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el ex canciller Héctor Timerman, Carlos Zanini y Andrés Larroque, que pasaban información a Luis D’elía o a Fernando Esteche, estos a Yussuf Khalil que llamaba a Irán. ¿Quién estaba del otro lado de la línea en Irán? Mohsen Rabbani, quien nos voló la AMIA a todos los argentinos.

Las relaciones diplomáticas entre Argentina e Irán deberían haberse cortado despues de los atentados de 1992 y 1994, se redujeron a un agregado comercial, y el gobierno de Cristina Fernández montó luego de la muerte de Néstor Kirchner esta diplomacia paralela con nuestros verdugos, configurando lisa y llanamente Traición a la Patria Argentina.

Cuando recordemos al fiscal Alberto Nisman, en el tercer aniversario de su asesinato, tengamos en cuenta el invalorable y valiente aporte de su trilogía de dictámenes a la Justicia Argentina.

Comentarios