Boudou, otra vez en Tribunales, pidió que aparten de su causa al juez Lijo

Sostuvo que el magistrado utiliza las causas penales según “tiempos políticos” y para librarse de las denuncias en su contra. El ex vicepresidente presentó un escrito mediante el que insiste con que su detención fue “arbitraria e ilegal”.

19 Ene 2018
1

EN LIBERTAD. Boudou salió de la cárcel el viernes, luego de 70 días de detención. Ayer fue a Comodoro Py. telam

BUENOS AIRES.- El ex vicepresidente Amado Boudou pidió el apartamiento del juez federal Ariel Lijo en la causa que lo investiga por presunto enriquecimiento ilícito.

Citado a ampliar su declaración indagatoria, en los Tribunales Federales de Comodoro Py, Boudou consideró “demostrada” la “parcialidad” con la que el magistrado habría actuado en el marco de la causa por la que estuvo 70 días preso. Con ese argumento, el ex funcionario kirchnerista reclamó el apartamiento del magistrado de ese expediente.

En declaraciones a la prensa, formuladas al salir de Comodoro Py, Boudou insistió con que su detención fue “arbitraria e ilegal” y manifestó que espera “poder dar explicaciones ante un juez imparcial”.

El ex vicepresidente presentó el planteo de recusación ante el juez federal Julián Ercolini, quien se encuentra subrogando a Lijo, de licencia durante la feria judicial.

Eduardo Durañona, abogado de Boudou, sostuvo que la detención de su defendido no encuentra “argumento en ninguno de los elementos constitucionales” ni que se halla reflejada en la actividad procesal y “menos aún para modificar de manera intepestiva el encuadre legal de la figura de enriquecimiento ilícito a la maniobra de asociación ilícita y lavado de activos”. En el escrito, el defensor también citó el fallo de la Cámara Federal que posibilitó la libertad de Boudou desde el viernes último.

Junto con la recusación, el ex funcionario kirchnerista presentó un escrito en el que acusó a Lijo de no administrar justicia sino de manejar “sus propios tiempos políticos” y sugirió que utiliza las causas judiciales para librarse de las denuncias en su contra en el Consejo de la Magistratura.

Boudou también definió al juez federal como un “jugador de truco” y sostuvo que cuando se habla de un magistrado como un “tiempista”, lo que en realidad se dice es que es “un tramposo”, algo que ya había dicho previamente.

El ex vicepresidente estuvo detenido desde el 3 de noviembre hasta el 12 de enero en el marco de una causa en la que se lo investiga por enriquecimiento ilícito y presunto lavado de dinero. Según la Justicia, no pudo justificar el origen de parte de su dinero y de sus bienes, como la procedencia de U$S 80.000 de su patrimonio. Es acusado por el supuesto lavado de activos por $ 4.238.900 y U$S 995.000, en tres maniobras. Una de ellas, a través del blanqueo de capitales de la ley 26.476, en el 2009.

El 3 de noviembre, además de Boudou, también fue detenido su socio José María Núñez Carmona, ambos acusados de haber encabezado una asociación ilícita destinada a cometer delitos relacionados con el lavado de dinero. Núñez Carmoña, además, había ingresado al blanqueo de capitales de 2009.

La decisión de detener a Boudou fue adoptada por el juez Lijo, quien sostuvo que, a pesar de estar a derecho, el imputado podía tener contactos que le permitan eludir a la Justicia.

Además, Lijo le imputó la compra con fondos sin justificar de un departamento de su ex pareja Agustina Kämpfer por U$S 120.000. Por este motivo, fue citada a indagatoria, pero fue postergada por maternidad.(Télam)

Comentarios