A dos meses de la desaparición del ARA San Juan, los familiares piden más buques

De las 28 naves que intervenían en la búsqueda, hoy solo quedan tres y no hay avances.

15 Ene 2018
1

EL SUBMARINO NO APARECE. El ARA Islas Malvinas se suma al rastrillaje.

BUENOS AIRES.- Tres buques, uno ruso y dos argentinos, continúan la búsqueda del submarino ARA San Juan. Hoy se cumplen dos meses de su desaparición con 44 tripulantes a bordo. Aún no se han detectado indicios certeros que puedan explicar lo ocurrido.

La corbeta ARA Spiro y el Yantar ruso eran las únicas naves que continuaban el operativo de rastrillaje en búsqueda del submarino, pero en las próximas horas se sumará el ARA Islas Malvinas. El buque zarpó el pasado sábado desde la Base Naval Ushuaia para reincorporarse a la búsqueda junto con el ROV ruso Panther Plus, un vehículo operado remotamente que tiene una capacidad de inmersión de hasta 1000 metros.

En tanto, allegados de los tripulantes del ARA San Juan se quejan por la poca cantidad de embarcaciones que continúan en el operativo. Reclaman que se vuelva a incluir a los buques oceanográficos Austral (del Servicio de Hidrografía Naval) y el Víctor Angelescu (del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero).

Los familiares de los marineros desaparecidos los recordarán hoy con una misa y, tal como lo hicieron el último viernes, antes de ingresar a la Base Naval, volverán a pedir “mayor esfuerzo” en el rastrillaje y “más embarcaciones” para ampliar la zona de cobertura y conseguir resultados más concretos en la búsqueda.

Al cumplirse un mes de la desaparición del submarino, en el operativo intervenían 28 unidades, aéreas y marítimas, y 4040 personas en el marco de una gran cooperación internacional de la que llegaron a participar más de 10 países.

Los primeros días de enero se retiraron de la búsqueda Estados Unidos y Reino Unido. Por este motivo, los familiares de la tripulación escribieron una carta dirigida al presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, pidiendo que no retirara del operativo a sus buques.

En su última comunicación, el submarino había informado que navegaba “en plano periscopio” y que iría “a plano profundo” con el objetivo de “estabilizar el buque” para poder ingresar al tanque de batería y evaluar la dimensión de una falla que estaba registrando, según explicó en una de sus conferencias el vocero de la Armada, capitán Enrique Balbi.

En la justicia

La desaparición del submarino generó la apertura de una causa en la Justicia federal para investigar si hubo algún “hecho reprochable en términos penales” y si “hay autor o autores”, según explicó la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez. Al expediente se sumaron como querellantes algunos familiares encabezados por Luis Tagliapietra, abogado y padre de uno de los tripulantes.

Además, el 27 de diciembre, el Senado aprobó la creación de una comisión bicameral para investigar la desaparición del ARA San Juan, que estará conformada por seis diputados, seis senadores, cinco especialistas y un grupo de familiares.

Esta comisión tendrá 360 días para presentar un informe final con las conclusiones de su tarea, como habían pedido los familiares de los tripulantes de la embarcación desaparecida. (Télam)

Comentarios