Luis D'Elía vive su encarcelamiento como un retiro espiritual y "una experiencia muy rica"

El piquetero kirchnerista está preso en el penal de Marcos Paz, en Buenos Aires, en el marco de la causa por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA.

12 Ene 2018
1

ARCHIVO LA GACETA

El piquetero kirchnerista Luis D'Elía dijo hoy que vive "como un retiro espiritual" y "una experiencia muy rica" su encarcelamiento en el penal de Marcos Paz, en el marco de la causa por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA, en la que -indicó- "no hay culpables judiciales sino condenados periodísticos".

Además, volvió a definirse como "un preso político" y remarcó que no está detenido "por ningún hecho de corrupción sino por una arbitrariedad política brutal".

"Vivo todo esto como un retiro espiritual; vivo esto con el corazón, es una experiencia muy rica y voy a tratar de escribirlo en algún momento. Sería bueno que la clase política estuviera así un tiempo para entender el dolor ajeno, la falta de expectativas", sostuvo el dirigente social en declaraciones formuladas esta mañana a la FM Radio Con Vos.

Allí, analizó que "la cárcel es para los pobres" porque los "delincuentes de este país no están en las cárceles".

"Los que lavan dinero, los que fugan, los que devalúan..., yo pensaba en (el ex ministro de Economía, Domingo) Cavallo o (el ex presidente del Banco de la Nación Argentina Carlos) Melconian, pero ellos no están presos", añadió.

Arbitrariedad política

En particular sobre la causa, insistió en que es "un preso político, por un memorándum que nunca firmé ni voté", en referencia a la firma del acuerdo por parte del entonces gobierno encabezado por Cristina Kirchner y el aval dado luego por el Congreso de la Nación.

"Yo no estoy preso por ningún hecho de corrupción sino por una arbitrariedad política brutal", definió y recordó que "no hay culpables pero si hay condenados periodísticos, no judiciales".

En el mismo sentido, confió que "lo que se vive en el penal es similar a lo que sucede en cualquier barrio humilde" y que por eso "no hay diferencias" entre su barrio de Laferrere y el penal.

"La cárcel es para los pobres. Acá hay un chico preso por robar una rueda y otro por robar una bicicleta. No estoy santificando a nadie pero los chorros de este país están en espacios como 'Narco Delta'", indicó el ex líder piquetero.

Solidaridad

D'Elía relató que, en lo personal, al estar en un pabellón común se encuentra "haciendo tareas comunes, con presos comunes" y contó que, de hecho, acababa de baldear el patio.

"Vivo acá, hace 40 días ya, en un clima de solidaridad, de laburo, los que me sacaron de la depresión fueron los presos comunes. Pasamos juntos fechas difíciles como Navidad y Año Nuevo y hubo mucha solidaridad con historias muy dolorosas", relató D'Elía.

Por otro lado, confió que al ex ministro de Planificación y diputado nacional Julio De Vido, también detenido en Marcos Paz, lo cruzó "una vez" y lo saludó pero "de lejos" porque no está en el mismo sector que él.

En otro orden, enmarcó las detenciones de ex funcionarios y dirigentes kirchneristas en lo que definió como "un Plan Cóndor 2" dado que -postuló- "se reemplazó el poder militar por el poder judicial". (Télam)

Comentarios