Tucumán de Gimnasia irá paso a paso en su camino por la Serie A-2.

Los jugadores de voley están listos para la aventura.

11 Ene 2018
1

Cuando Tucumán de Gimnasia debute en la Serie A-2 de la Liga Argentina de voley, no habrá un norte fijo. Y no porque el club “albiceleste” esté desorientado, sino porque la meta se planteará partido tras partido. “La idea es medir dónde estamos parados. Queremos jugar el torneo todos los años, para que los chicos del club aprovechen el aprendizaje”, contó Marcelo Díaz. El técnico del equipo planteó el objetivo general que comenzarán a perseguir desde el sábado, cuando reciban a Ateneo de Catamarca, a las 21. La meta específica es una incógnita. “Veremos a medida que transcurra el torneo”, indicó el ex jugador.

Por lo pronto, para asegurar ese objetivo general, Tucumán de Gimnasia debería clasificar a la segunda fase, la de cuadrangulares, para asegurarse su lugar en 2019.

De esa manera, el ciclo que comenzó hace cuatro años dará los frutos que pretende toda la institución “albiceleste”. “De toda la plantilla, 13 jugadores son del club”, destacó Díaz. “Y hay varios sub-19”, siguió remarcando. Los datos son importantes porque, según el DT, ahí radica la principal fortaleza del equipo, que compite por una de las tres plazas para la máxima categoría del voley nacional. “Tenemos la ventaja de que ya nos conocemos, frente a otros equipos que trajeron refuerzos. Pueden haber armado un equipo de grandes nombres, pero la cuestión está en que se conozcan rápido”, analizó.

Los rivales

“Pienso que estamos en la zona más pareja y dura”, diagnosticó. El torneo, además de la Zona B (ver aparte), tendrá el grupo A, conformado por Jujuy Voley, Tunuyán (Mendoza), Central Norte (Salta), Banco Hispano y UVT (San Juan), Rivadavia (Villa María) y La Calera (Córdoba); en la Zona C están Echagüe (Paraná), Selección Argentina, Paracao (Entre Ríos), La Matanza, Belgrano Torcuato, San Martín y Policial (Formosa).

Si bien la mayoría de los planteles quedaron conformados en su plenitud en las últimas semanas, Díaz tiene la suficiente información para conocer a los contrincantes.

“Ateneo tiene dos extranjeros; uno de ellos juega en la selección de Venezuela. Rosario Voley es una selección de la provincia, aunque muchos de sus jugadores están en la Serie A-1 jugando para Puerto San Martín; tienen buen voley. Villa Dora y Mar Chiquita tienen proyectos similares al nuestro. Y San Lorenzo y Estudiantes son los de más experiencia, con muchas ligas encima”, analizó el técnico.

Comentarios