Los empresarios se comprometieron a pagar los sueldos de los colectiveros hasta el viernes para evitar nuevos paros

Desde la UTA advirtieron que, de ocurrir lo mismo en febrero, volverían al paro.

10 Ene 2018

El retraso en el pago de los sueldos a los choferes de colectivos desencadenó un conflicto entre los empresarios nucleados en la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) y los trabajadores de la Unión Tranviario Automotor (UTA), que dejó el lunes sin transporte a miles de tucumanos. En busca de una mediación para superar el conflicto, representantes de ambos sectores mantuvieron esta mañana un encuentro en las oficinas del Ministerio de Trabajo de la provincia. "Va a colapsar el sistema de transporte", vaticinaron desde el sector empresarial, que presiona para conseguir un aumento en el precio del boleto y que se comprometió a terminar de pagar este viernes los sueldos de diciembre.

"Llegamos a esta situación después de soportar muchos problemas económicos. Tenemos deudas por todos lados. Si salimos a pagar totalidad nos quedábamos sin insumos esenciales. No quieren entender que no llegamos a cubrir los costos. Con la política de transporte que hay es muy difícil. Febrero va a ser mucho más duro que enero. Los servicios se prestan mucho menos por la época", reclamó Daniel Orell, representante de Aetat.

Los empresarios sostienen que es imperiosa una suba del boleto mínimo para que puedan cumplir con sus obligaciones y reclaman que la tarifa pase de $9,35 a $16 (58%). Sin embargo, desde el Concejo Deliberante de la capital no estarían dispuestos a avalar una suba superior a $11,70 (25%). "Esta crisis no se dio de la noche a la mañana, viene de un tiempo bastante largo. Pero tampoco, porque tengamos una tarifa superior, de la mañana a la noche solucionamos la crisis", reveló Orell.

Desde la UTA, liderada por César González insistió en que no van a tolerar otro nuevo incumplimiento en el pago de haberes. "Si a nosotros, al cuarto día hábil de febrero no está pagado el sueldo, lamentablemente vamos a tener que sacar los coches de la calle. No vamos a aceptar el pago desdoblado", advirtió el sindicalista.

Hasta que la comisión de Transporte del Concejo no eleve al intendente Germán Alfaro una resolución firme, el cuerpo no podrá ser convocado para una sesión extraordinaria para destrabar el conflicto adentro del recinto. Mientras tanto, Orell lanzó una teoría apocalíptica: "el sistema de transporte va a colapsar. No me preocupa una multa de la Municipalidad. No me puede importar una multa cuando estoy preocupado por el quebranto del sistema de transporte. Si creen que con una multa pueden solucionar este tipo de cosas están muy equivocados".

En las últimas horas, el vicegobernador Osvaldo Jaldo se entrevistó con González, tomó partida y aseguró que era un problema municipal. Desde el municipio, el secretario de Gobierno, Walter Berarducci anunció que están dispuestos a sancionar a las empresas por el paro del último lunes. 

Comentarios