Estrenan un documental sobre Emilio Décima

“Un hombre de bien” se titula la película que rodó Luján Décima, en homenaje a su padre

26 Dic 2017
1

SE PROYECTA HOY

• A las 20 en el Espacio Incaa de la Sala Orestes Caviglia (San Martín 251).

Conocer a la persona más que al padre le permitió descubrir que se trató de “Un hombre de bien”. Con ese título Luján Décima presenta el documental que se estrenará esta noche en el Espacio Incaa sobre la vida de Emilio Décima, recordado investigador científico tucumano. “Creo que es una buena historia para contarla, porque era muy conocido aquí. A mucha gente le podrían interesar sus ideas y sus contribuciones a la neurociencia. Es como un cierre que necesitaba hacer”, le explica Luján a LA GACETA durante una entrevista telefónica.

“Para mí, ir y charlar con gente sobre mi papá fue una manera de extender su vida, como vivirlo más, como redescubrirlo a través de los otros”, cuenta la cineasta que reside en Los Ángeles (Estados Unidos). Ella confiesa que la película respira un fuerte intimismo, entre imágenes y testimonios principalmente. “Su vida continuaba cada vez que me contaban cosas de él”, admite. La realización contó con la colaboración de Paola Nucci, Lucía Palenzuela, Martín Espezúa Presta y Martín Wozniak.

- ¿Qué tratamiento le diste a un documental que habla sobre una persona tan vinculada a vos?

- Es un documental sobre mi papá. Siempre lo conocí como hija pero ese es un conocimiento limitado, porque se lo establece a partir de una relación. Cuando murió sentí que sólo me había vinculado con él de una manera y sentí que me faltaba conocerlo más. Para mí, este documental fue conciliarme con su muerte, porque falleció repentinamente, y conocer los recuerdos de otras personas me hacían extender su vida. Yo ya estaba en Estados Unidos en 2003 con mi hermana cuando todo ocurrió.

- ¿Cómo fue el trabajo?

- Mi mamá me ayudó a seleccionar a sus amigos aquí, en Estados Unidos y en Uruguay; había varios médicos que trabajaron con él. Salía con las cámaras a todos lados y grabé un montón en los dos o tres años que me llevó el proyecto; además, era también documentar mi propio viaje en la búsqueda de quién era mi papá. En la película incorporé también una entrevista que le hicieron en 1986, donde cuenta toda su actividad y lo que hizo. Es bastante reveladora de sus pasiones, de todo lo que le interesaba.

- ¿Cómo ordenaste el material?

- Con tantas horas de rodaje, tuve que trasladar todas las entrevistas a textos, y aparecen ahí cinco temas que hacían su vida: ciencia, Patria, humanismo, religión y familia, en ese orden. Hay muchos textos e incluso entrevistas que finalmente no están en la edición final, pero te aseguro que con todas las personas que hablé me ayudaron a conocerlo.

- Después del estreno, ¿qué?

- Pretendo hacerlo circular en festivales, tanto latinos como en Estados Unidos, para darle la máxima difusión. Pero tenía que estrenarlo aquí, en Tucumán.

- ¿Cuál es tu actividad en Los Ángeles?

- Desde hace cinco años trabajo en la empresa Disney, soy diseñadora de efectos visuales; lo que hago se destina a los parques temáticos, para todo lo que son proyecciones de un juego, por ejemplo, y la creación de efectos visuales, como agua, humo y fuego. Pero eso no tiene que ver con el documental y otras películas que hago, no forma parte de mi labor en Disney.

Comentarios