Cartas de lectores

22 Dic 2017

Polémica reforma previsional I

No soy politólogo, economista ni sociólogo; soy un simple ciudadano de 80 años que aprovecha este medio para expresar con sentido común lo que está ocurriendo en nuestro país. Espero que el Presidente no esté viviendo en un país imaginario, y lo más lamentable es que se lo cree y profundamente; ya sea por iniciativa propia o por la de sus asesores, y comenzó a efectuar su propio relato, ese que tanto criticó al gobierno anterior. Es bueno que el doctor Eugenio Semino, defensor de la tercera edad, haya presentado ante la Justicia el reclamo de inconstitucionalidad de la Ley de Reforma Previsional. Desde acá hago votos para que los jueces que les toque actuar lo hagan con toda seriedad, honestidad y profesionalidad. Que tengan como base la Constitución Nacional que nos ampara al haber incorporado los tratados internacionales sobre Derechos Humanos, y que, en caso de llegar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el cuerpo dicte sentencia con verdadera justicia. En este momento están presos 21 funcionarios y algunos empresarios que actuaron en el gobierno anterior, y me pregunto: ¿los asesores y economistas del gobierno actual, y los fiscales y jueces actuantes, en algún momento cuantificaron los dólares y pesos del total de dinero mal habido por el que están siendo juzgados y en prisión preventiva? Deseo que todo lo que estamos viviendo no sea una cortina de humo para tapar la dura realidad. Solamente Cristóbal López fue demandado por $ 17.000 millones, lo que se acerca a los U$S 1.000 millones. Si agregamos todo lo que falta del resto de los personajes que saquearon el país, la cifra es millonaria. Y por eso la Justicia debería actuar con celeridad para que todo ese dinero vuelva de inmediato a las arcas del Estado. La Nación necesita que devuelvan esa plata para solucionar muchos de los problemas del país, sin tener que recurrir a la sanción de esta nefasta Ley de Reforma Previsional que, de resultar favorable el recurso de inconstitucionalidad, traerá grandes problemas al Estado. Llamo a la reflexión a la clase gobernante a sumarse al esfuerzo real para obtener una Argentina con un presente digno, pero primero dando el ejemplo el Gobierno. Así, en conjunto con el Pueblo, forjaremos un futuro digno de ser vivido.

Federico Yurcovich

[email protected]


Polémica reforma previsional II

Aunque parezca imposible, en matemática (una ciencia exacta) se puede “probar”, entre tantas cosas, que uno es igual a dos o que más es igual a menos. Las “pruebas” generalmente involucran dividir por cero, el comodín habitual, lo cual está tan prohibido como usar fibras invisibles en hilandería. Sin embargo, y pese a su ridiculez esos son algunos de los trucos de magia utilizados por los modernos sofistas del número, quienes rápidos como los sastres del tan mentado cuento de Hans Christian Andersen, defienden la controvertida “reforma previsional” (hoy ley) diciendo que un jubilado con la mínima cobra 80% del sueldo mínimo, sin decir que ese sueldo mínimo que mencionan (y que nunca especifican) está hoy por debajo del nivel estadístico de pobreza. Los tiempos cambian pero los cuentos siguen siendo cuentos aunque se vistan con un manto de matemática falaz.

Leonardo Peusner

[email protected]


Polémica reforma previsional III

Los últimos acontecimientos llevan a observar el cúmulo de frases y propuestas que los ciudadanos tuvimos que sopesar tratando de entender a funcionarios y candidatos: “unir a los argentinos”; “la inflación es lo mas fácil de combatir”; “pobreza cero”; “lluvia de inversiones”; “crear empleo de calidad”; “mirar de frente y decir la verdad”;, “respetar el federalismo y las instituciones”;, “los jubilados recibirán menos plata pero ganarán poder adquisitivo”. Y también las frases más vernáculas: “asumiré el cargo de diputado”; “defenderé a los tucumanos del ajuste de la Nación”; “es la herramienta que el Presidente necesita”; “represento a los humildes y no fui a la sesión” (luego de dar quórum y firmar en la comisión). Y podríamos continuar así sin llegar a un final. El presente encuentra a todos ellos en el mismo lodo, luego de un “toma y daca” para aprobar la reforma previsional. Y los ciudadanos manoseados y los beneficiarios del sistema previsional con una perspectiva de mayor empobrecimiento. Ahora nos llenarán de saludos navideños no exento de dádivas, mientras preparan sus valijas para las vacaciones. Uno ya las comenzó, y ya nos vamos a enterar por este diario a qué lugar viajaron y cuáles son sus gustos preferidos. Quienes eligieron el camino de la política alguna vez tendrán que entender que esta herramienta debe contribuir al bien común, a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y no a la propia, eternizándose en los cargos. Y por si fuera poco, a ese cargo le dan el “estatus de hereditario”, ya que recaen en los cónyuges, hermanos o hijos, entre otros parientes.

Agustín Narvaja

[email protected]


A 50 años de la primera residencia

El 4 de diciembre pasado LA GACETA informó sobre el grave estado de salud de tres niños que fueron internados por padecer Síndrome Urémico Hemolítico (SUH). Ello me recordó los años de residente del Hospital del Niño Jesús y aquellas largas sesiones de diálisis peritoneal, procedimiento para tratar la insuficiencia renal, que realizábamos bajo la supervisión de la doctora María Elena Canz. Fue ella quien implementó por primera vez en ese hospital, el 21 de Septiembre de 1964, este método de reemplazo renal. La doctora hizo su formación pediátrica en el Hospital del Niño Jesús y luego se orientó por la nefrología. A mediados de los 60 ingresó como pasante en la residencia del Hospital de Pediatría doctor Ricardo Gutiérrez”, en Buenos Aires, y allí desarrolló la técnica de la diálisis peritoneal de la mano del maestro de la nefrología pediátrica argentina, el doctor Carlos Gianantonio y de la doctora Margarita Vitacco. Según el relato de su compañera, la doctora Nélida Cusa, aquella mañana de inicio de la primavera, “espiábamos a través de la puerta entreabierta de la sala a un niño con SUH que, inocentemente en cuclillas, en respuesta al pedido de su mamá y sobre el colchón trataba infructuosamente de hacer pis”. Ese niño fue el primer paciente al que se le practicó, con éxito una diálisis peritoneal. Fue dado de alta dos meses después. Muy pocos tucumanos fueron los que conocieron a la doctora Canz, pero muchos fueron los niños que se beneficiaron de su vocación de servicio y de sus convicciones humanas y cristianas. Ellos viven hoy gracias a aquel procedimiento rudimentario de diálisis peritoneal, que la doctora implementó y que luego transmitió a una generación de pediatras. A 50 años de la creación de la primera residencia médica hospitalaria, de la cual la doctora Canz fue impulsora e instructora ad-honorem, quiero expresar el eterno agradecimiento por las enseñanzas y la entrega desinteresada de esta verdadera maestra de parte de los residentes de aquellos años que la recordamos con afecto y respeto.

Lorenzo Santiago Marcos

[email protected]


El recuerdo del ARA San Juan

Todavía no salgo de mi asombro al comprobar que ni el Gobierno nacional ni las autoridades militares hayan declarado “día de duelo nacional” por la muerte de los 44 marinos argentinos, víctimas del accidente en el submarino ARA San Juan, que todavía no pudo ser localizado. Durante sus declaraciones, el oficial encargado de representar a la Marina Argentina dijo que no se busca a los tripulantes sí al submarino. Esta discriminación me llama a la reflexión sobre si los que han fallecido no son tan importantes como seres humanos, y hoy sus familiares necesitan que les informen qué fue del destino de todos esos submarinistas. Como argentino, me pongo en el lugar esos parientes que siguen esperando y no alcanzo a entender cómo el Gobierno no hizo nada hasta ahora, sabiendo que no existe la posibilidad de sobreviviencia. Declarar el duelo nacional sería un sincero homenaje de la Nación a sus marinos caídos en cumplimiento del deber. Quiera Dios que llegue rápido el consuelo para los familiares y para el pueblo argentino, por el dolor de la pérdida de 44 compatriotas en el inmenso mar.

Jorge A. Chaves

Sabin s/n

Yerba Buena


Ayuda a jugadores compulsivos

Ante la respuesta que tuvo nuestra carta (20/12) sobre los jugadores compulsivos y la ayuda que necesitan para corregir sus conductas, y por los diferentes pedidos de un grupo de lectores de LA GACETA, aprovecho nuevamente este espacio cedido a la comunidad por el diario para informar sobre las direcciones, días de reuniones y el horario de encuentro de los grupos de Jugadores Anónimos que funcionan en la Provincia. 1) Grupo Tucumán, se reúne los lunes, miércoles y viernes en Las Piedras 251, de 20.30 a 22. 2) Grupo Tafí Viejo: miércoles y sábados en avenida Perú Sur y avenida Roca (rotonda), en Tafí Viejo, de 20.15 a 22.30. 3) Grupo Nuevo Comienzo: días de reuniones martes y jueves en Juramento Nº 496, de 20.30 a 01. 4) Grupo Renacer: martes, jueves y sábados, en la Parroquia San Gerardo (avenida Alem Nº 560), de 20.30 a 23.00. Para los interesados que manejan internet, pueden ingresar para obtener mayor información en la página web: [email protected] Muchas gracias por ayudar a difundir nuestro trabajo.

Jacinto Barrionuevo

[email protected]


Fiesta religiosa o un banquete

En esta época, la pregunta es la siguiente: ¿qué grado de celebridad le damos a estas sagradas festividades? ¿Nos preocupamos para un banquete? O, ¿nos detendremos en algún oratorio o parroquia o en cualquier rincón para conversar con Dios? ¿Hacemos un examen de conciencia para saber cómo estamos con el Altísimo? ¿Le pediremos perdón por nuestras ofensas casuales que no las contabilizamos, ni las confesamos por olvido o alguna omisión? ¿Cuántos agravios le damos a nuestro Señor? Aveces pienso que es un mal negociante, porque nos perdona; por una que le damos nosotros nos devuelve 10 o más. Muchas veces en las reuniones familiares en mi casa lloro en la mesa por tanta felicidad; pienso que no merezco tanta generosidad. Entonces, como no amar a Dios. Sugiero como lector, concurrir el 24 de Diciembre a misa y dejar en el altar una tarjetita invitando a la Sagrada Familia a compartir esa noche tan especial, que muchos, por desconocimiento, se la pierden mientras Dios los está esperando. Y, como siempre suele quedar parte de la cena, no la tire. Alguien con necesidad pasará y por tu generosidad saciará su hambre.

Julio Mohfaud

[email protected]

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios