La OEA envía delegados a Perú por la crisis

La destitución del presidente Kuczynski es inminente y el vice adelantó su regreso a Lima

21 Dic 2017
1

LIMA.- El vicepresidente primero del Perú, Martín Vizcarra, llegó a la capital del país procedente de Canadá, donde es embajador, como posible reemplazo del presidente Pedro Pablo Kuczynski, ante la posibilidad cierta de que el mandatario sea destituido por el Congreso. El jefe de Estado está cuestionado por haber ocultado su relación con tres firmas que cobraron honorarios por consultoría a Odebrecht. Esta multinacional brasileña, la constructora más grande de América Latina, es investigada por el presunto pago de coimas en la región a cambio de beneficiarse con contratos estatales.

“Manifiesto toda mi lealtad con el presidente. Por eso estoy aquí. Tenía un pasaje para la siguiente semana, pero él me pidió que retorne hoy y aquí estoy para escucharlo”, dijo Vizcarra a la prensa.

“Tomaré contacto directo (con Kuczynski). Espero que se aclaren todos los conceptos que generen dudas. Lo único que pido a los peruanos es serenidad y unidad”, afirmó el vicepresidente.

El futuro de Kuczynski será definido mañana cuando el Congreso vote la moción de vacancia. Para numerosos analistas, la suerte del mandatario ya está echada, dado que se necesitan 87 para removerlo, y los cuatro partidos opositores que lo cuestionan reúnen 95.

Si la vacancia prospera, Vizcarra, ingeniero civil de 54 años, quedaría en la presidencia hasta julio de 2021, cuando se cumplan los cinco años del mandato.

La situación de Kuczynski, economista liberal de 79 años, se complicó cuando Odebrecht documentó el pago de 8 millones de dólares a una consultora del mandatario y a otras dos con las que tendría algún vínculo.

El presidente negó inicialmente nexos con Odebrecht, pero tras la difusión de los documentos reconoció que asesoró a la firma cuando no ocupaba un cargo público.

Odebrecht admitió en 2016 que desde 2001 pagó sobornos por más de 785 millones de dólares en 12 países, diez de ellos latinoamericanos, para asegurarse la adjudicación de obras públicas.

La Organización de Estados Americanos enviará una delegación a Perú, en el marco de la petición de destitución del Kuczynski, por pedido del mandatario.

“Estamos ajustando detalles para envío de delegación de OEA a Perú”, escribió el secretario general del organismo internacional, Luis Almagro, en su cuenta de la red social Twitter. El diplomático difundió allí también la misiva del presidente peruano en la que solicita esa misión.

En la carta enviada a Almagro, Kuczynski considera que en Perú se está produciendo un ataque “contra la institucionalidad democrática y el legítimo ejercicio de poder”.

Además del proceso de vacancia del jueves en el Congreso, el cuestionado jefe de Estado cita el intento de destitución de tres miembros del Tribunal Constitucional y del fiscal del país. (DPA)

Comentarios