Incidentes por un reclamo de trabajadores azucareros en Jujuy

Morales calificó de "delincuentes" a los autores de los hechos de violencia.

20 Dic 2017
1

La Policía desalojó la protesta que se realizó en la ruta 34. FOTO TOMADA DE WWW.TWITTER.COM/VILCALEJANDRO

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, les solicitó hoy a los trabajadores azucareros de La Esperanza que no tomen el Ingenio y que permitan vender la producción para pagar los salarios adeudados que reclaman los empleados.

"Pido a los trabajadores que no tomen el Ingenio, que dejen que siga funcionando para vender el azúcar y el alcohol para poder pagar los sueldos", sostuvo Morales, al tiempo que ratificó el plan de gobierno para contener a los empleados.

El reclamo de los trabajadores se debe a la falta de pago de salarios adeudados desde el pasado mes de noviembre, al tiempo que denunciaron el despido de 338 obreros una vez que el sector productivo pase a manos de inversores privados colombianos.

Durante una conferencia de prensa realizada en la Casa de Gobierno, el mandatario jujeño catalogó como "delincuentes" a los referentes del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar (Soea) por protagonizar hechos de violencia, luego del operativo policial que despejó la ruta nacional 34 cuando desarrollaban una protesta.

Consultado sobre el accionar policial, Morales expresó: "nosotros vamos a actuar en el marco de la ley", y advirtió que pedirá al Poder Judicial que "actúe como corresponde porque se han cometido delitos muy grandes", en referencia a los destrozos que se sucedieron en las sedes municipales de La Esperanza y San Pedro.

En ese marco la policía provincial desalojó este mediodía con postas de gomas y gases lacrimógenos a los manifestantes, lo que dejó un saldo de 24 obreros detenidos y más de 40 heridos entre trabajadores y efectivos policiales.

Por otro lado, Morales ratificó que 600 trabajadores seguirán con sus puestos de trabajo una vez que el grupo inversor colombiano se haga cargo del sector productivo, mientras que 300 empleados tienen la opción de recibir la indemnización parcial o formar parte del Estado y 180 están en condiciones de jubilarse.

"Le hemos pedido hace diez días al gremio que no pare porque necesitamos vender el azúcar y alcohol para recaudar 30 millones de pesos y así pagar los salarios", sostuvo el gobernador, y agregó que los referentes del sindicato -quienes tienen orden de detención- "lo que quieren es liquidar el Ingenio". (Télam)

Temas

Jujuy
Comentarios