Campero cita a sesión; la oposición no asistirá

La convocatoria es para renovar las autoridades y para que asuma un concejal

20 Dic 2017
1

La cruzada de los concejales afines a la Intendencia de Yerba Buena por la presidencia del Concejo tendrá un nuevo capítulo desde las 9.30: el intendente Mariano Campero (Cambiemos) convocó a una sesión extraordinaria para que se renueven las autoridades del cuerpo vecinal y para que Rodolfo Aranda asuma el escaño vacante hace más de un año.

Campero se reunió ayer por la mañana en la Municipalidad con el quinteto de aliados: Marcelo Rojas, José Macome, Javier Jantus (los tres de Cambiemos), y los peronistas Héctor Aguirre y Walter Aráoz. El decreto de convocatoria ingresó al mediodía al cuerpo vecinal, inmerso en un conflicto político hace más de un año. Entre los 10 puntos del orden del día, se incluyen la asunción de Aranda a la banca vacía desde septiembre de 2016, cuando Lisando Argiró pidió licencia para desempeñarse como secretario de Gobierno (en agosto de este año finalmente renunció a la banca).

La puja de Aranda tuvo un capítulo en la Justicia: en septiembre los jueces Rodolfo Novillo, Carlos Giovanniello y Horacio Castellanos, de la Sala II de la Cámara en los Contencioso Administrativo, dieron lugar al amparo que había presentado Aranda para asumir. Pese a que dieron 10 días de plazo para que se completen las bancas del Concejo, el escaño se mantiene vacío.

El segundo asunto del orden del día es la renovación de autoridades. La legitimidad de la mesa directiva del cuerpo es el segundo escándalo político que afecta al Concejo de Yerba Buena. El conflicto comenzó el 28 de noviembre, cuando expiró el mandato del presidente del cuerpo, del radical Benjamín Zelaya. El titular del Concejo y los ediles Lucas Cerúsico (UCR), Maximiliano García (UCR) y Pedro Albornoz Piossek (PRO), todos opositores al intendente, insisten en que hasta que no convoquen a una sesión para elegir a las autoridades, se prolonga el mandato de Zelaya.

El presidente del Concejo rechazó por escrito la convocatoria de Campero, a la que tildó de “improcedente, arbitraria, abusiva, ilegal, ilegítima y artera”. “La elección de las autoridades del Concejo (es una de las) facultades propias, exclusivas y excluyentes del cuerpo, por lo tanto usted (por Campero) carece de la facultad imperativa para convocar a la elección de autoridades”, arremetió Zelaya en la misiva.

Contraataque judicial

En paralelo, los concejales de la oposición acudieron a la Justicia para presentar una denuncia penal contra Aranda. Zelaya, Cerúsico, García y Albornoz Piossek firmaron la presentación donde acusan al radical junto con otros dos funcionarios municipales por presunto “cobro indebido de tributos, exacciones (cobro) ilegales, incumplimiento de los deberes del funcionario público y cohecho”. Los concejales denunciantes basaron su demanda en cinco presuntos recibos, atribuidos a Aranda.

La denuncia se produce como resultado de la comisión investigadora que conformó la oposición a Campero en la intendencia contra Aranda, quien se desempeñó como director de Saneamiento Ambiental municipal.

Comentarios