Una banda tucumana delinquía en Salta

Planeaban robar un importante frigorífico

15 Dic 2017

La Policía de Salta detuvo a una banda de tucumanos y así evitó un posible robo millonario a un frigorífico salteño. Escuchas telefónicas al celular del “Tucumano Jaime” Pereyra fueron claves en la investigación para descubrir el golpe que este grupo planeaba concretar.

El comisario Diego Bustos, a cargo de la División Delitos contra la Propiedad de la fuerza de seguridad salteña, detalló a LA GACETA que Pereyra conocía con precisión el plano del inmueble donde pretendía dar el golpe, los horarios de atención a clientes y dónde se guardaba la recaudación.

Pereyra cumple una condena de ocho años por robo calificado, en la Unidad Carcelaria 7, en la ruta 26, al sudeste de la ciudad de Salta. Hasta ese momento, salía con el beneficio de trabajar, firmaba la planilla y cuando podía se escapaba, según indicó Emilio Albornoz, director de la Dirección de Investigaciones. “(Así) marcaba el lugar donde robaría y hasta tenía planos de cómo hacerlo”, agregó.

Para concretar el hecho, Pereyra había contactado a tres cómplices con peligrosos antecedentes delictivos, quienes llegaron a la provincia el domingo pasado. Las pistas llevaron luego a los investigadores hasta un hotel ubicado en el macrocentro de la capital, en la calle J. A. Fernández, donde los tres socios se alojaron. Fueron interceptados y detenidos el martes por la noche, y se secuestraron cuatro armas de guerra: dos bersa -una de ellas con un cargador para 27 balas-, una pistola Colt 1125 y una de 40mm.

En la policía local aseguraron que los delincuentes tienen un peligroso prontuario. Incluso, al “Tucumano Jaime” le adjudicaron más de 40 episodios en Tucumán.

Comentarios