Marcos Peña, tras los incidentes en el Congreso: "se convirtieron en piqueteros del recinto"

El jefe de Gabinete cuestionó a los diputados kirchneristas y defendió el proyecto de reforma previsional.

14 Dic 2017
1

MARCOS PEÑA. El jefe de Gabinete dio una conferencia de prensa luego de los incidentes. FOTO TOMADA DE TWITTER

BUENOS AIRES.- El jefe de Gabinete, Marcos Peña, acusó a la oposición de ejercer violencia en la Cámara de Diputados en el marco de la fallida sesión en la que se debía tratar la reforma previsional y dijo que trabajarán con las autoridades parlamentarias para retomar la discusión del proyecto "cuando sea el mejor momento". 

Reforma previsional: Elisa Carrió prometió una compensación para jubilados

“Vimos las agresiones a los funcionarios que fueron a la comisión y, hoy, la búsqueda clara, primero desde la calle y después en el propio recinto, cruzando una raya que no se había cruzado en el último tiempo”, sostuvo Peña. 

El funcionario ofreció una conferencia en Casa de Gobierno, donde calificó a la oposición como “piqueteros del recinto de la Cámara de Diputados”. 

“Nunca se recurrió a la violencia como vimos hoy llegando a proponer la violencia al presidente de la Cámara de Diputados”, agregó.

Afirmó que los legisladores de la oposición “no permitieron el normal desarrollo de la sesión porque sabían que representaban una minoría. Optaron por la violencia antes que por el diálogo, la paz y la democracia”. 

“Cambiemos no va a seguir el camino de la provocación y la violencia por eso se propuso levantar la sesión”, explicó. 

Sin cambios

Consultado sobre posibles cambios al proyecto de reforma previsional, rechazó la posibilidad al afirmar que "es una buena ley" y que "hay que avanzar en ese sentido".

La jornada en el Congreso estuvo signada por la represión en las inmediaciones a los manifestantes que intentaban acercarse al edificio para manifestarse en contra de la reforma. 

Diputados de la oposición, dirigentes y trabajadores de prensa resultaron heridos producto de los balazos de goma y el gas pimienta que arrojaban las fuerzas de seguridad. 

Los gritos y tumultos se repitieron dentro del Parlamento donde el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, debió levantar la sesión a pedido de la diputada Elisa Carrio en medio de cuestionamientos de la oposición por la legitimidad del quórum.

Comentarios