El jubilado que gana $ 10.000 por mes perderá $ 6.000 anuales de sus aumentos

Expertos aseguran que al ampliar la edad de retiro se pone en jaque el ingreso de los jóvenes.

14 Dic 2017

Un jubilado que ganará $ 132.233 durante 2018, perdería una serie de aumentos que equivalen a $ 6.200 con el cambio de fórmula de actualización del haber, que hoy será votado, en sesión especial, por la Cámara de Diputados. En este sentido, el reajuste trimestral por inflación y salarios, promovido por el Poder Ejecutivo no compensaría las subas que contempla el esquema actual, que es semestral, por recaudación y aumento salarial. “Supongamos el caso de un jubilado que percibirá $ 10.000 por mes desde enero próximo, una cifra no muy lejana al haber promedio hoy. Con la fórmula actual, esa persona obtendría $ 138.392 en todo 2018”, señaló publicó el diario Clarín. Y agregó: “con el esquema que propone el Gobierno, ese jubilado embolsaría $ 132.233, $ 6.200 menos. A este monto se llega sumando las diferencias que se registran cada mes entre una y otra fórmula”.


Por su parte, la especialista en temas previsionales y consejera titular del Colegio de Graduados en Ciencias Económicas de Tucumán (Cgcet), María Teresa Apud De Giuliano, indicó que antes del proyecto de reforma, la fórmula de movilidad que se aplicaba desde el 2009 hasta 2017, estipulaba un aumento basado en la recaudación de los impuestos del semestre anterior y la evolución de los salarios, montos que se trasladaban para abonar los beneficios a los pasivos. “La fórmula del proyecto considera la inflación trimestral entre julio a septiembre de 2017, que se trasladaría en los haberes de marzo de 2018, obviando los períodos octubre a diciembre de 2017, que sí están previstas en la fórmula actualmente en vigencia, lo que redundaría en un ahorro importante al gobierno, para el 2018, a costa de los jubilados y pensionados”, declaró la especialista.

En cuanto al tope de aportes, que en la actualidad es sobre un salario de $ 81.918, el proyecto dispondría la liberación de este tope para los empleados en relación de dependencia que tuvieran sueldos superiores o más de un empleo. “Esta medida resulta muy acertada”, dijo. En cambio, sobre la edad jubilatoria, Apud de Giuliano señaló que el nuevo proyecto introduce un cambio en la ley de Contrato de Trabajo para quienes no deseen retirarse a los 65 años, y propone la posibilidad de hacerlo a los 70 años. Esto es sólo para los empleados privados en relación de dependencia; los empleados estatales seguirán con el régimen anterior, es decir se jubilarán a los 65 años.

“Ampliando la edad, el sistema pondría en peligro la posibilidad de absorber a los jóvenes que se incorporan, con el argumento de que los trabajadores de más edad son los de más alta productividad. Pero, en rigor, el transcurso del tiempo se ve reflejado en el rendimiento de los empleados de mayor edad, sumado también a las enfermedades que provoca el estrés y otros achaques propios de la edad. En este sentido, y como ya lo han calificado importantes especialistas, la reforma puede ser considerada inconstitucional”, enfatizó.

Comentarios