La pregunta que inquieta a una jueza: ¿la desaparición del ARA San Juan está vinculada a hechos de corrupción?

"No se puede descartar nada", aseguró la magistrada Marta Yañez.

12 Dic 2017

La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, reiteró hoy que no descarta ninguna hipótesis sobre lo ocurrido con el submarino ARA San Juan a 26 días de su desaparición, ni siquiera posibles casos de corrupción. Además, consideró relevante reconstruir las condiciones de navegabilidad y las comunicaciones de la nave.

Consultada sobre posibles casos de corrupción que pudieran haber afectado el mantenimiento del submarino la jueza dijo: "no se puede descartar nada. Las particularidades de un submarino, el mantenimiento, las auditorías internas de alistamiento de la nave, hacen que vayamos a buscar lo que debía haber sido y lo que realmente se cumplió".

En declaraciones a radio Continental, que fueron reproducidas por la agencia Télam, la magistrada agregó: "es bastante relevante para determinar probables causas de la desaparición reconstruir las condiciones de navegabilidad y las últimas comunicaciones".

Yañez reiteró que su tarea es determinar hechos y presuntos responsables y remarcó que tendrá muy en cuenta si las condiciones del submarino pudieran tener conexión con las reparaciones de medio término.

"En las cajas que recibí tengo la documentación que se buscó en Alemania en el último viaje que hizo una comisión de la Armada para cumplir con el primer requerimiento que pedí del plano de la nave y del mantenimiento", especificó.

Yáñez tampoco descartó investigar responsabilidades sobre quién o quiénes fueron los que consideraron que el ARA San Juan estaba en condiciones de navegar.


MARTA YAÑEZ. La jueza de Caleta Olivia que investiga la desaparición del submarino. 

En cuanto al relevamiento de las últimas comunicaciones, la jueza explicó que tuvo que tomar declaración testimonial a un técnico en comunicaciones cifradas dado el lenguaje específico utilizado.

"Estamos en camino de averiguar el contenido para saber cómo debíamos interpretar esas comunicaciones y también restan recibir las comunicaciones satelitales para saber si el ARA recibió la orden de seguir a Mar del Plata o si lo decidió su comandante", confió.

Acerca del informe de inteligencia naval de Estados Unidos que señala que el submarino colapsó en menos de un segundo y los 44 tripulantes murieron en forma instantánea, Yáñez la descartó como información oficial para la causa.

En ese sentido, aclaró que la información de la explosión se conoció a través de la Cancillería argentina que recibió el informe de Austria, y no de la Armada.

Ante la pregunta sobre si "cree en la Armada", la jueza sostuvo que la fuerza emite partes diarios de información por su cuenta y a su riesgo y puntualizó que su juzgado recibe "partes del Centro de Operaciones de la Armada (COA) de todas las embarcaciones que colaboran en la búsqueda y a diario sé quiénes intervienen".

"Me tengo que manejar así, si no sería palabra sagrada (la de la Armada) y no se investiga más", afirmó.

"Es una causa muy compleja y tengo que manejarme con absoluta prudencia. Primero vamos a buscar qué conductas que tengo acreditadas serían atacables en materia penal como para llamar a una indagatoria", adelantó.


Comentarios