Lo contemporáneo domina el Museo Provincial de Bellas Artes Timoteo Navarro

Mañana se inaugurará la edición número 45 de la tradicional convocatoria, con la exposición de las 85 obras seleccionadas sobre el total de 355 que se presentaron. Durante el acto de apertura en el Museo Provincial de Bellas Artes se entregarán los premios a los trabajos destacados, que se sumarán al acervo artístico provincial.

06 Dic 2017

El ojo mira lo que parece ser un retrato fotográfico en blanco y negro doblado sobre sí mismo y con puntas que se fugan hacia distintos lados. La imagen se distorsiona y no se reconoce de quién se trata, atrapada en el juego de giros que encierra y, al mismo tiempo, proyecta el cuadro sin título.

Se trata de una de las pinturas de Valeria López que integra la serie “Diseño & Error”, con la cual la artista nacida en Río Negro y residente en Córdoba ganó el primer premio del 45º Salón de Tucumán para el ámbito nacional de Artes Visuales. La decisión fue tomada por el jurado integrado por Carina Cagnolo (de Córdoba), María Jose Herrera (Buenos Aires) y Guillermo Rodríguez (Tucumán), que reservó los otros dos premios a autores locales: Gabriel Andrés Varsanyi y Gustavo Nieto. El estímulo a un artista joven tucumano recayó en Lulú Lobo. En estos cuatro casos se trata además de adquisiciones, por lo que pasarán a integrar el patrimonio artístico de la provincia (los montos de las compran van de $80.000 a $25.000).

Las 85 obras seleccionadas por un tribunal conformado por Laura Valdivieso (Mendoza), Leonor Calvo (Jujuy) y Sebastián Rosso (Tucumán), entre las 355 enviadas desde todo el país, se exhibirán desde mañana en el Museo Provincial de Bellas Artes Timoteo Navarro. Además de los premios, en el acto que comenzará a las 20.30 se entregarán cinco menciones.

Diversos conceptos del arte contemporáneo dominan la muestra, en la que se discurre entre la escultura, la pintura, el dibujo, la creación digital y la fotografía intervenida, con una variedad de estilos y géneros que dejan en evidencia el impulso de las nuevas técnicas en los creadores actuales.

“Este Salón cuenta con una trayectoria importantisima y se considera un espacio de fomento y de legitimación para los artistas de la escena local y nacional. A la vez, permite al museo acrecentar su acervo actualizando la mirada sobre las propuestas que se producen en el momento”, le dijo a LA GACETA la directora del Timoteo Navarro, Cecilia Quinteros Macció.

La relevancia de la convocatoria se tradujo en la cantidad de propuestas que se presentaron, con inscripciones llegadas desde Santa Fé, Neuquén, Buenos Aires, La Rioja, Chaco, Córdoba, Salta, Mendoza, Jujuy, Río Negro, Entre Ríos, Catamarca, San Luis, Santiago del Estero, Chubut y de plásticos tucumanos. “Año a año se ha crecido en convocatoria, lo que permitió poner esta iniciativa en el foco de la escena artística nacional. Haber recibido más de 350 obras en tiempo y forma, y que hayan quedado algunas fuera de consideración porque llegaron fuera de plazo, da cuenta de cómo nuestra institución y nuestra provincia son parte de la cartografía que conforma el escenario actual de las artes visuales en Argentina”, resaltó la funcionaria.

Quinteros Macció defendió la importancia de incrementar las obras de propiedad del museo. “Eso permite revisar las acciones que se producen en un espacio y en un tiempo específico e interpelar las acciones pasadas, pudiendo así resignificarlas y abrir un debate con ellas -apuntó-. Se puede así reafirmar el carácter de construcción constante que hacen a estas instituciones, ya que se debe seguir construyendo pensamiento, historia e ideas a través de ese patrimonio. Actualizarlo sumando nuevas obras que puedan dialogar con las que ya lo conforman es fundamental para cumplir con esos objetivos”.

“Tucumán es referente a nivel regional y nacional en las artes visuales. La presencia de artistas de la provincia en los espacios más relevantes, como muestras en los museos más importantes del país y el mundo, bienales y ferias nacionales e internacionales, visibiliza la calidad de producción artística local contemporánea, sea emergente o consagrada. Además, proliferan las propuestas independientes y las instituciones que entienden el rol de aporte que deben tener ante estos proyectos de identidad propia, que enriquecen al arte tucumano y generan una sinergia positiva y constructiva en todos los niveles”, sostuvo Quinteros Macció. Como ejemplos mencionó la presencia de Tomás Saraceno en el Mamba y en ArteBA; los premios a Nieto y a Sofía Noble en ArteBA Focus; y los logros de Pablo Iván Ríos en el Salón de París.

La muestra multidisciplinaria estará habilitada hasta el 4 de marzo del próximo año, con entrada libre y gratuita.


primer premio 
“Sin título”, De la serie Diseño & Error
“Como autora, intento pasar desapercibida”, dice la cordobesa Valeria López, ganadora del primer premio del Salón con una pintura al óleo que simula una fotografía manipulada digitalmente. La propuesta fue “conectar corrientes derivadas del hiperralismo y la noción de post-fotografía con la tradición autoreflexiva de la pintura”, a partir de una imagen distorsionada de una persona mediante una paleta acotada que enconde una simulación. En la serie total se repite la misma imagen, por lo que se dirige la atención sobre el procedimiento con el que se lo hace.
 
segundo premio 
“Obra roja” es una creación con más de 100 millones de píxeles
Un gran cuadrado monocromático se alzó con el segundo premio. La creación del tucumano Gabriel  Varsanyi “Obra Roja” está constituida por 100.781.521 píxeles de color rojo. Varsanyi partió de una pregunta: “¿puede una obra de estas características hacer visible el gesto humano?”. Su respuesta se inspiró en las ideas del filósofo de la fotografía Vilém Flusser, quien afirmó que toda imagen técnica es el fruto de la aplicación de un programa.
 
tercer premio 
“Pedestales a caballo” ironiza entre la gastronomía y la escultura
La idea llega desde la gastronomía e impacta en el arte con un toque irónico. “Pedestales a caballo” es una escultura de dos bloques espejados de 90 centímetros de alto, con iluminación interna, coronados con sendos huevos fritos (realizados en vidrio termomoldeado) en reemplazo de las obras que se suelen colocar encima de ellos en una exhibición. La apuesta del tucumano Gustavo Nieto obtuvo el tercer premio y nació de “unificar y pensar como una sola cosa” ambos elementos.
 
estímulo joven
dos dibujos en tinta china junto a un estante con juguetes de cerámica
El Premio Estímulo para una artista joven tucumana recayó en Lulú Lobo, quien está radicada en Buenos Aires. “Proyección 83194 con 83181, Proyección 70311 con 70302 y cacharros” compagina en el espacio dos dibujos en tinta china con pequeños juguetes de cerámica pegados sobre un estante de madera balsa. “Trabajo desde el dibujo para transitar y conocer lo que me rodea. Me gusta pensar que puedo tocar las ideas, y dibujar me hace tocar”, sostiene Lobo, quien tiene a Leonard Cohen como inspiración.


> Primer premio 
“Sin título”, De la serie Diseño & Error

“Como autora, intento pasar desapercibida”, dice la cordobesa Valeria López, ganadora del primer premio del Salón con una pintura al óleo que simula una fotografía manipulada digitalmente. La propuesta fue “conectar corrientes derivadas del hiperralismo y la noción de post-fotografía con la tradición autoreflexiva de la pintura”, a partir de una imagen distorsionada de una persona mediante una paleta acotada que enconde una simulación. En la serie total se repite la misma imagen, por lo que se dirige la atención sobre el procedimiento con el que se lo hace.

> Segundo premio 
“Obra roja” es una creación con más de 100 millones de píxeles

Un gran cuadrado monocromático se alzó con el segundo premio. La creación del tucumano Gabriel  Varsanyi “Obra Roja” está constituida por 100.781.521 píxeles de color rojo. Varsanyi partió de una pregunta: “¿puede una obra de estas características hacer visible el gesto humano?”. Su respuesta se inspiró en las ideas del filósofo de la fotografía Vilém Flusser, quien afirmó que toda imagen técnica es el fruto de la aplicación de un programa.

> Tercer premio 
“Pedestales a caballo” ironiza entre la gastronomía y la escultura

La idea llega desde la gastronomía e impacta en el arte con un toque irónico. “Pedestales a caballo” es una escultura de dos bloques espejados de 90 centímetros de alto, con iluminación interna, coronados con sendos huevos fritos (realizados en vidrio termomoldeado) en reemplazo de las obras que se suelen colocar encima de ellos en una exhibición. La apuesta del tucumano Gustavo Nieto obtuvo el tercer premio y nació de “unificar y pensar como una sola cosa” ambos elementos.

> Estímulo joven
Dos dibujos en tinta china junto a un estante con juguetes de cerámica
El Premio Estímulo para una artista joven tucumana recayó en Lulú Lobo, quien está radicada en Buenos Aires. “Proyección 83194 con 83181, Proyección 70311 con 70302 y cacharros” compagina en el espacio dos dibujos en tinta china con pequeños juguetes de cerámica pegados sobre un estante de madera balsa. “Trabajo desde el dibujo para transitar y conocer lo que me rodea. Me gusta pensar que puedo tocar las ideas, y dibujar me hace tocar”, sostiene Lobo, quien tiene a Leonard Cohen como inspiración.

> MENCIONES ESPECIALES

Las obras y sus autores 

- “Las cazadoras”, de María Sivak (Buenos Aires).

- “Volquete 1”, de Mara Andrea Caso (Buenos Aires).

- “Viento 08”, de Ezequiel Montero Swinnen (Buenos Aires).

- “Pisapapeles II”, de Sofía Noble (Tucumán).

- “Collateral Image”, de  Francisco D’Antonio (Buenos Aires).


Comentarios