El regreso de caras conocidas y el debut de viejos dirigentes

Asumirán Scioli, Filmus, Espinoza y Fernando Iglesias, entre otros.

03 Dic 2017

BUENOS AIRES.- La Cámara de Diputados tomará juramento el miércoles a los 127 diputados que resultaron electos el 22 de octubre, en una sesión que significará el regreso de legisladores como Graciela Ocaña, aliada de Cambiemos, y el kirchnerista Agustín Rossi, y marcará el debut de otros, como el caso del ex intendente de La Matanza Fernando Espinoza o del ex ministro de Educación kirchnerista, Daniel Filmus.

Con el respaldo que recibió en las elecciones de octubre, el interbloque Cambiemos se consolidará a partir del día 10 como primera fuerza de Diputados con 108 escaños propios, con lo cual estará sólo a una veintena del quórum propio de 129 miembros.

Esta situación le permitirá aumentar reclamar la presidencia de al menos cuatro comisiones claves. La prioridad del oficialismo, apuntalado por su consolidada mayoría, es reclamar grupos de trabajo que estaban en manos del Frente Renovador y del kirchnerismo. Esas comisiones son la de Energía -hoy acéfala debido a que su ex presidente Julio de Vido está preso-; la de Previsión Social, que preside la massista Mirta Tundis, y que tendrá que encarar la discusión central de la reforma previsional; y la de Comunicaciones, hoy encabezada por el delasotista cordobés, Juan Brugge, donde se debatirá la nueva ley de medios.

El Frente para la Victoria continuará como segunda fuerza con 65 bancas, cuatro menos que las que posee actualmente, y estará encabezada por el ex ministro de Defensa kirchnerista, Agustín Rossi, designado días atrás al frente de esa bancada.

Hasta el momento, el interbloque UNA -que actualmente integran massistas, delasotistas, dasnevistas, moyanistas y provinciales neuquinos- avisora un futuro incierto, ya que se reducirá de 37 a 27 integrantes, ya sin la presencia de su líder Sergio Massa, que concluyó su mandato y no logró acceder a una banca en el Senado, luego de obtener un magro resultado en las elecciones de octubre.

En tanto, el Bloque Justicialista que se llamaría “Peronismo Federal” pasará de 17 a 25 integrantes, donde confluirán los peronistas pampeanos, jujeños, salteños, enterrianos, riojanos, mendocinos y algunos bonaerenses, y sería conducido por el salteño Pablo Kosiner, que buscaría trabajar bajo formato de interbloque con los cinco diputados que responden al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y con los cuatro del oficialismo misionero.

Por su parte, el Movimiento Evita reducirá de cinco a cuatro sus integrantes y Libres del Sur pasará de tres miembros a 1, ya que sólo se mantendrá en su banca Victoria Donda, con mandato hasta 2019.

Ocaña (Confianza Pública) se integrará al interbloque Cambiemos, y el polémico Fernando Iglesias pasará a integrar el bloque de Unión PRO, en lugar de la Coalición Cívica. En tanto, el ex embajador en Estados Unidos, Martín Lousteau, que regresa a la cámara Baja, y la radical Carla Carrizo, formarán un bloque propio denominado UCR-Evolución, que ya resolvió que no se sumará al interbloque oficialista Cambiemos.

También, vuelven a ser parte del cuerpo figuras como el ex gobernador bonaerense y ex vicepresidente Daniel Scioli, que ocupó el quinto lugar en la lista del FPV-PJ; y el dirigente del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, esta vez representando a la provincia de Buenos Aires y no a Mendoza, como en su anterior gestión.

Asimismo, marcará el retorno al cuerpo del ex radical Leopoldo Moreau, que fue presidente de la cámara Baja en la última etapa del gobierno de Raúl Alfonsín, y ahora integrará el bloque de diputados del FPV-PJ.

En cambio, entre los que renuevan su banca se encuentran Elisa Carrió de la Coalición Cívica; el macrista cordobés, Héctor Baldassi; el santafesino Luciano Laspina (PRO) y los radicales Gabriela Burgos (Jujuy), Diego Mestre (Córdoba). Si bien los diputados asumen formalmente sus funciones a partir del 10, la nueva conformación de la cámara Baja se verá plasmada en una sesión prevista para el 13. No obstante, se especula con un llamado a sesiones extraordinarias del Poder Ejecutivo para tratar las reformas previsional y fiscal, ya con media sanción en el Senado. (Télam)

Comentarios