Desde un viaje hasta una casa en el pie del cerro: una Navidad fuera de casa

Si pensás pasar una Nochebuena distinta, cambiar de aire y no organizar la cena en tu casa o en la de un familiar, estas son algunas de las opciones disponibles.

01 Dic 2017
1

Desde escapadas a los Valles hasta viajes a Nueva York o las playas de Santiago de Chile, todo vale para pasar una Navidad diferente. En los hoteles de Tucumán ya armaron los menús para Nochebuena y Año Nuevo, algunos con cenas íntimas, otros con fiestas y baile. Conocé los precios.

> Hoteles

Cena bufé de alta gama con Papá Noel incluido
La Nochebuena en el hotel Sheraton está enfocada en el buen comer, en un ambiente familiar y más bien íntimo. Se organiza en el restaurante Mora, en la planta baja del edificio, y consiste en una cena bufé con gran variedad de platos fríos y calientes elaborados y pastelería artesanal. Después de la cena y del brindis, llega Papá Noel con los regalos para los chicos y los grandes. Entre los platos fríos habrá carpaccio, ceviche, vitel toné y una gran variedad de ensaladas. Se destacan entre los platos calientes: costillar a las brasas; cabrito; bondiola de cerdo; panzottis de muzzarela, tomates secos y oliva; pollo laqueado en teriyaki y salmón a la manteca de alcaparras. De postre: pastelería artesanal y dulces navideños. El cubierto cuesta $ 1.400 por adulto, $ 750 para chicos de entre 5 y 12 años y los menores de 5 sin cargo. El precio incluye bebidas sin alcohol, vino (finca La Linda) y espumante para el brindis. No hay fiesta, pero sí sorteo de premios. Para Fin de Año los precios suben un poco, pero es una gran fiesta hasta las 5 de la mañana con banda en vivo, DJ, barra libre y cotillón, en el salón más grande del hotel.

Cena familiar, con precios especiales para alojarte 
En el hotel Garden Park apostaron por una jornada extendida en la que los huéspedes se pueden instalar desde el 24 al mediodía en el hotel, disfrutar de las instalaciones y el solarium, a la noche es la cena de Nochebuena, pasan la noche ahí y se retiran el 25 cerca del mediodía, después del desayuno bufé. Por supuesto, también se puede optar únicamente por la cena de Nochebuena. El menú: recepción en cada mesa con sanguchitos de miga y tarteletas. De entrada hay un pastel de quinoa y queso criollo sobre salsa de tomate aromatizada con albahaca. El plato principal es ojo de bife al brand y con crema de mostaza, suflé de calabaza y papas cubo al horno. De postre, cake de cerveza negra, chocolate y frutos rojos, que se sirve tibio. El precio del cubierto es de $ 850 para adultos y $ 490 para chicos de 5 a 12 años (menores de 5 no pagan). Para hospedarse en el hotel hay un precio especial de $ 350 por persona en base doble, es decir que queda en $ 700 la habitación. Incluye sólo una bebida sin alcohol. Para Año Nuevo también hay una fiesta con DJ después de la cena, en este caso bufé con varias opciones. El precio de la tarjeta será de $ 990 para adultos y $ 590 para chicos.

Fiesta y baile en Navidad y Año Nuevo
A diferencia de los otros dos hoteles, en el Catalinas Park apuestan por la fiesta con baile y música tanto para Nochebuena como para Año Nuevo. La cena comienza a las 22, con una recepción en las mesas con fiambres y bocaditos fríos, con algunos sabores norteños como queso de cabra y empanadas. El plato principal es un tournedo windsor (filet de res con salsa al champignon, sobre canasta de hojaldre con panceta crocante, queso gratinado, morrones con vegetales salteados y papas españolas).
El postre es un moldeado de brownie con mousse de vainilla y helado de americana, además de café con selección de pastelitos. Después se arma la fiesta, con banda en vivo, DJ y cotillón. El precio es de $ 1.100 para los adultos y $ 500 para los chicos de 3 a 10 años. Incluye bebida sin alcohol. También se puede ir únicamente a la fiesta, con una entrada de $ 500.

> Viajes

Armar las valijas y celebrar en un lugar nuevo

La Navidad con nieve no está sólo en las películas. Está al alcance de un avión. Hay muchas personas que optan por pasar las Fiestas lejos de casa, como una experiencia diferente. El sitio online de viajes Despegar realizó un ranking con los cuatro destinos más reservados por los argentinos para pasar Navidad. El lugar más elegido es Río de Janeiro (Brasil); seguido por Nueva York (Estados Unidos), Orlando (Estados Unidos) y Santiago de Chile, donde ahora se puede llegar en un vuelo directo desde Tucumán. 

Río de Janeiro: ciudad y playa

Una ciudad a orillas del mar. Las excursiones pueden ser al cerro de Corcovado, la estatua del Cristo Redentor y el Pan de Azúcar. Además, visitar las playas de Copacabana, Ipanema y Leblon, Parque Nacional de la Tijuca, la laguna Rodrigo de Freitas y el Estadio de Maracaná. Hotel tres estrellas para dos personas, siete noches: $18.100 (aproximado).

Nueva York: Navidad blanca

Una Navidad blanca. En esta ciudad cosmopolita, se puede sacar el New York CityPASS, un pase para las mejores atracciones turísticas de Nueva York. Esta tarjeta de descuento te permite ahorrar hasta un 40% en el precio de los tickets de seis atracciones: el edificio Empire State, el American Museum of Natural History y el Metropolitan Museum of Art (MET). Además, se puede elegir entre el 9/11 Memorial and Museum o el Intrepid Sea, Air & Space Museum; el observatorio Top of the Rock o el Guggenheim Museum; y un paseo por el puerto o una visita a la Estatua de la Libertad y la isla Ellis. Hotel tres estrellas para dos personas, siete noches: $ 37.500 (aproximado).

Orlando: diversión y fantasía

Ya sea que se trate de un viaje para familias, parejas, personas que viajan solas o amigos, Orlando ofrece una experiencia única para cada visitante y asegura un viaje repleto de diversión, aventuras e ilusión en las tierras de Walt Disney. La clave está en buscar información sobre parques temáticos, atracciones, arte y cultura, compras, spas, golf, restaurantes, aventuras al aire libre y vida nocturna para tener las vacaciones perfectas. Para muchos de ellos hay paquetes al estilo de combos armados según la cantidad de días que se quiera viajar. Hotel tres estrellas para dos personas, siete noches: $ 16.400 (aproximado).

Santiago de Chile: la playa está muy cerca de Tucumán

Destino con gran cantidad de visitantes argentinos, debido a sus precios competitivos en gastronomía, alojamiento y ropa. En las cercanías de la ciudad, sólo a 120 km, se encuentran Viña del Mar y Valparaíso.

Para los tucumanos, es la opción más cercana para pasar una Navidad en la playa. El vuelo desde el aeropuerto Benjamín Matienzo llega en poco menos de dos horas a la capital chilena y de allí, por tierra, la playa más cercana es Valparaíso, a dos horas más de viaje. Todavía se consiguen pasajes para los días previos a Navidad, por un costo que arranca en los U$S 266 (unos $ 4.700).  Hotel tres estrellas para dos personas, siete noches: $ 12.600


> Alquiler de casas
Nuevos aires, sobre todo para quienes viven en el centro
“Sobre todo para las personas que viven en departamentos en el centro o en casas chicas y tienen una familia numerosa, o simplemente tienen ganas de cambiar de aire, es una buena opción alquilar una casa en Yerba Buena, por ejemplo, con pileta, donde se puede pasar la Nochebuena y la Navidad con comodidad”, comentó Antonio Palacio, administrador de propiedades que se alquilan de modo temporario.Es indispensable reservar con la mayor cantidad de tiempo posible, porque son fechas en las que hay mucha demanda, y cada año crece más. Se puede buscar en los avisos clasificados o en sitios de internet, como Airbnb.
En Yerba Buena los precios oscilan entre los $ 1.000 y los $ 3.000 por noche. Suelen ser casas con varias habitaciones, jardines grandes, pileta, quincho y asador. También es importante dejar en claro con el propietario con qué fines se va a usar la propiedad: en general no se admiten eventos como fiestas multitudinarias, pero sí reuniones familiares. Es importante preguntar ciertos detalles como si se aceptan mascotas o si la casa es o no riesgosa para niños.

Tafi del Valle
Tranquilidad y aire de montaña
El viaje puede comenzar el viernes 22. Decirle chau a las obligaciones, cargar todos los víveres en el auto y partir con familia o amigos a los Valles tucumanos. Es una fecha ideal, porque hay gente pero no es la locura de la temporada alta. La mayoría de los boliches todavía no están abiertos, sobre todo en Navidad. Las opciones son alquilar una casa (los precios arrancan en los $ 1.500 la noche, pero en los días previos y posteriores a Navidad pueden llegar a $ 2.000 o más en la misma propiedad). Esas son las propiedades totalmente equipadas, que suelen incluir Direct TV, TV, freezer, microondas, lavarropas y todas las comodidades necesarias. Es importante consultar sobre la disponibilidad de vajilla y cubiertos si se planea hacer una reunión numerosa; lo más seguro será llevar tus propias cosas. También están los hoteles. Si la idea es recorrer un poco más, se puede pensar en llegar hasta Amaicha o incluso hasta Cafayate, donde también hay buenas opciones de alojamiento. El objetivo es pasar una Nochebuena diferente, relajada, mucho más fresca que en la ciudad y, si el clima ayuda, con una cantidad infinita de estrellas.

 

Comentarios