Se acabó el sueño de Lanús

No pudo repetir la épica ante River y Gremio se consagró campeón

30 Nov 2017
1

¡CAMPEONES! Los futbolistas de Gremio celebran tras recibir la Copa Libertadores, trofeo que el club ya ganó tres veces. telam

BUENOS AIRES.- Si hay algo que no perdieron los hinchas de Lanús anoche, en lo que fue la revancha de la gran final de la Copa Libertadores, fue la esperanza. Estuvieron expectantes hasta el último minuto porque pese a que su equipo pasó las de Cain, quedaba en el ambiente la sensación de que podía repetirse un milagro como que el había conseguido en la semifinal ante River.

Pero Gremio no fue River. Gremio es un equipo práctico, que ejecuta como nadie el arte del contraataque cuando juega de visitante, y al que todo se le simplificó después de ganar de local con lo justo: 1 a 0. El visitante aprovechó una noche apagada de los volantes locales, en especial de Román Martínez, el gran ausente en los 180’ de la serie. Una vez más demostró que se siente cómodo jugando fuera de Brasil.

El primer golpe lo dio Fernandinho, quien le sacó el jugo al error de José Luis Gómez. El central falló en un pase con todo el equipo lanzado en ataque por una pelota parada. El brasileño robó el balón, corrió media cancha y ajustició a Esteban Andrada. Iban 27 minutos y quedaba mucho tiempo. Sin embargo, Lanús no pudo recuperarse porque después vino un golazo de Luan que sentenció la serie.

Todos recordaron la histórica remontada ante River. Eso alentaba una mínima esperanza. Pero esta vez no pudo ser. José Sand volvió a marcar, esta vez de penal, pero solo alcanzó para descontar. Lanús nunca fue el equipo que supo hacerse de un nombre a partir de su juego vistos, de manejar tiempos y de lastimar con sorpresa. Al final se convirtió en una víctima más de Gremio, el gran campeón de la Copa Libertadores 2017. (Especial)

Comentarios