Denunció que a su hija con síndrome de Down le negaron la comunión por no saber el Padrenuestro

La mujer responsabilizó a un sacerdote. ¿Qué le respondieron desde la iglesia?

27 Nov 2017
1

FOTO TOMADA DEL FACEBOOK DE RAQUEL MARTÍNEZ

Una mujer de la ciudad mendocina de Malargüe denunció a través de las redes sociales que la iglesia Nuestra Señora del Rosario le comunicó que su hija de 11 años con síndrome de Down no podía tomar la comunión.

Raquel Martínez escribió una publicación en Facebook que se viralizó rápidamente: "como todos saben ella es mi hija María Fernanda. Hoy a las 21.09 me llaman por teléfono y se presenta un 'señor' que se dice llamar padre Luis de la Iglesia Nuestra Señora del Rosario para informarme que mi hija, después de ir dos años a catecismo a la escuea Rufino Ortega y durante tres meses a una “catequista” particular (maestra especial que me mandó él a llevarla), que Fernanda no estaba con las condiciones necesarias para hacer la comunión el día 8 de diciembre. Nos ha invadido un dolor enorme y mucha pena por ella, porque yo quisiera que ustedes vieran la ilusión que ella tenía de hacer su primera comunión, teniendo su vestido blanco, zapatos, souvenir y tarjetitas todo preparado para que llegara ese día. Habiendo invitado a sus abuelos, tíos, primos y amigos para que compartieran con ella ese día tan esperado".

"¿Cómo debo llamar a esta asquerosa actitud? ¡Curas repugnantes! ¿Qué hablan en nombre de Dios? ¡Basuras! ¡Deben ser los seres más repudiables por la Sociedad! ¿No es que somos todos iguales ante los ojos de Dios? ¿Qué quiere, señor? ¿Que una niña con 11 años y con síndrome de Down le lea una lectura, le rece sin equivocarse el pésame o un Padrenuestro? No se da cuenta el daño que ha hecho, pero no le quepa la menor duda que esto lo vamos a llevar hasta las últimas consecuencias", añadió.

Por último, Martínez sostuvo que "después se quejan porque la sociedad los critica, pero deberían echarlos de todos lados en donde pongan en su boca la palabra de Dios. Tendría tantas cosas para decir... Por respeto me guardo todos los insultos que debería hacerles. ¡Me dan asco!".

La respuesta de la iglesia

Luego de que el texto llegara a los medios, la parroquia Nuestra Señora del Rosario dio a conocer un comunicado donde dice que “a la niña nunca se le negó la recepción de la Primera Comunión. El sacerdote sólo intentó proponerle a los padres continuar con una catequista especial para una mejor preparación“.

Además, desde la iglesia indicaron que “la niña podrá recibir la Eucaristía el día mencionado, si los papás lo consienten” y recordaron que “en otras oportunidades en esta parroquia los niños con Síndrome de Down han recibido y reciben el Sacramento de la Eucaristía tras una preparación con docentes de la modalidad especial".

Temas

Facebook
Comentarios