Buscan conformar un mapa del delito en las sendas de los bikers

La fiscala Giannoni pretende reunir a ciclistas, policías y representantes del municipio para realizar un plan de prevención. “Es una manera de aproximarnos a la ciudadanía”, explicó la investigadora.

24 Nov 2017
1

SITUACIÓN VIOLENTA. El martes, cuatro ladrones atacaron a un grupo de ciclistas que recorría un sendero en Yerba Buena. la gaceta / FOTO DE Analía Jaramillo (archivo)

“Nuestra misión no es realizar tareas de prevención, pero sí podemos tender una red para proteger a la ciudadanía, en general, en situaciones que se presentan casi a diario”, sentenció la fiscala Adriana Giannoni al confirmar que propiciará un encuentro entre funcionarios judiciales, bikers, policías y autoridades de la Municipalidad de Yerba Buena para coordinar acciones concretas que ayuden a evitar los robos de bicicletas en los senderos de esa ciudad.

El martes, cuatro ladrones atacaron con violencia a un grupo de siete ciclistas que recorrían el sendero que une la zona de los countries con la Escuela de Agricultura de la Universidad Nacional de Tucumán, en Horco Molle. Según relataron las víctimas, los asaltantes les arrojaron piedras para obligarlos a detenerse y después, con una “tumbera”, los amenazaron. Les quitaron una bicicleta equipada con elementos de navegación y ropa.

Cuando se hizo pública esta situación, varios bikers denunciaron hechos similares que se produjeron en la zona en las últimas semanas. “No nos dejemos llevar por la estupidez. Debemos presionar a la Policía para que haga su trabajo. Falta prevención”, había reflexionado Benjamín Gianfrancisco.

Inseguridad en Yerba Buena: “debemos presionar a la Policía para que trabaje”

“Una de las metas de este encuentro es que todos aporten su granito de arena. Los bikers podrían informar dónde se producen los hechos para que los policías y los responsables de seguridad de Yerba Buena, con un mapa del delito en la mano, realicen tareas de prevención”, argumentó Giannoni a LA GACETA.

Respuesta

El comisario Sergio Suárez, jefe de la Unidad Regional Norte, se mostró molesto por las críticas que hicieron los ciclistas. “La Policía sí está activa y realiza tareas de control. Desde hace seis meses que mantenemos reuniones con un grupo de bikers y con autoridades municipales, con los que diagramamos planes de prevención”, destacó.

En el lugar donde asaltaron a un grupo de bikers ya hubo otros robos

“Nos parece correctísima la propuesta que realizó la fiscala Giannoni. Tenemos que trabajar todos juntos para poder conseguir mejores resultados y de manera más rápida. No sirve de nada realizar cuestionamientos sin saber que los efectivos que están diseminados en la avenida Presidente Perón lo hacen porque ellos mismos nos propusieron tener mayor presencia policial en la zona”, comentó Suárez.

El comisario también invitó a los ciclistas a recurrir a cualquier comisaría, a la jefatura de Regional Norte y hasta al Ministerio de Seguridad para que informen la situación que vivieron. “La Policía nunca les cerró las puertas y, en base a las recomendaciones, se hicieron varios cambios en los planes que veníamos llevando adelante”, concluyó.

Otra sensación

“Es una buena noticia que se haya conseguido algo, pero soy escéptico de lo que pueda surgir en esas reuniones. No es la primera vez que se hacen encuentros y el problema no se acaba. Es una locura que tenga que dar gracias por haber podido abrazar de nuevo a mis hijos luego de que, simplemente, me fui a a andar en bicicleta”, señaló Germán Montesinos, uno de los ciclistas atacado el martes por los ladrones.

Montesinos relató que en las últimas 72 horas descubrió en las redes sociales información acerca de 20 bicicletas que fueron “encontradas”. “Quiero que me digan dónde está la prevención, entonces. Es cierto que hay un mercado negro de esta bicicleta, pero ¿qué esperan para allanar y detener a los responsables de esta situación?”, destacó Montesinos.

El biker reconoció que ahora se produjo esta reacción porque el caso se conoció a través de los medios. “Me pregunto qué pasó con los que no difundieron sus casos y nadie hizo nada. Me encanta que ahora otros amigos me digan que hay policías por la zona donde se produjo el ataque, pero espero que los mantengan, porque muchas veces pasa una semana y no se los vuelve a ver. Por eso, me resisto un poco a las reuniones con los comisarios”, dijo.

Comentarios