La Madre Catalina será elevada a los altares en una gran ceremonia en Córdoba

Te contamos cuáles son las obras de la fundadora de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús.

24 Nov 2017


¿Quién fue la Madre Catalina?
- Nació en Córdoba el 27 de noviembre de 1823.
- A los 17 años hizo sus primeros Ejercicios Espirituales y allí descubrió su vocación religiosa, pero no había conventos de clausura.
- Se casó con el coronel Zavalía, viudo con dos hijos. Su marido fue nombrado edecán del presidente Derqui.
- Tuvo una hija que murió al nacer. 
- Quedó viuda, y en 1872 fundó las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús, primera congregación de vida apostólica de la Argentina. 

Desde la “tierra del milagro”, Tucumán, parten a Córdoba seis colectivos cargados con religiosas, docentes y alumnas. Todas, de la comunidad del colegio de las Hermanas Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, una de las cuatro obras creadas en la provincia por las hijas de la madre Catalina de María Rodríguez, beata a partir de mañana. “Todavía no caigo (ríe). ¡Casi 20 años rezando en el colegio por la beatificación de la Madre Catalina! ¡Y que el milagro se haya producido aquí! ¡Que el proceso de la causa se haya iniciado en este lugar, que nuestra superiora sea la vicepostuladora...! ¡No sé si en otro lugar se vivirá tan intensamente como lo vivimos nosotras!”, expresa con la voz acelerada, sin dejar de sonreír, la hermana Emilse Flores.

En Tucumán hay sólo cinco religiosas de la orden creada por la Madre Catalina, pero tienen la fuerza de 20: tres de ellas atienden la Casa de Ejercicios Belén, y las demás reparten sus esfuerzos entre el colegio (1.200 alumnas del inicial al terciario), el Hogar San José y el Centro de Espiritualidad Corazones Nuevos. Estas cinco religiosas son las hermanas Emilse, Cristina Alderete, Susana Prolongo, Rita Bianchi y la superiora, madre María Barrionuevo.

La congregación de las Esclavas llegó a Tucumán en 1889. Eran cuatro monjas. Su mandato era ayudar a la mujer en su formación intelectual, espiritual y social y difundir los ejercicios espirituales ignacianos como ya lo estaba haciendo el cura Brochero, hoy santo, en Traslasierra, Córdoba. Cuatro años después de la llegada de las pioneras, un día de noviembre de 1893 (hace 124 años) llega a Tucumán la Madre Catalina. Hubiera querido hacerlo antes, pero su salud era tan mala como los caminos de la época.

Semillero de vocaciones

El colegio de las Hermanas Esclavas ha sido semillero de vocaciones durante muchas generaciones. “Hoy a nivel general los ingresos en la vida religiosa son más escasos -reconoce la hermana Emilse- y requieren una mayor madurez. Los jóvenes actualmente tienen necesidad de más tiempo para realizar su discernimiento, y ante las diferentes propuestas de estudios universitarios, e incursiones en el campo laboral, los planteos vocacionales son más tardíos”, admite.

BENIN. La obra llegó hasta África.

Las obras en Tucumán

Aunque son pocas, se dan tiempo para la acción misionera, que apunta a la promoción de la mujer, de los pueblos originarios y de la familia, siguiendo los mandatos de la fundadora de la orden. De manera especial las hermanas acompañan a las comunidades de Pichanal-Orán y wichí, en Santa María, en el chaco-salteño. Al menos dos o tres veces al año se realizan misiones a esas comunidades con las religiosas, docentes y alumnas.

En el hogar de San José, de La Madrid 1.180, las hermanas atienden a 25 niños y adolescentes que concurren de lunes a viernes de 11.30 a 18.30. Son chicos de distintos barrios. Reciben alimento diario (almuerzo y merienda) y apoyo escolar y aprenden distintas cosas en talleres que tienen como finalidad dar a cada niño herramientas para la vida (cocina, teatro y deporte). Todo esto se complementa con un equipo interdisciplinario de profesionales de la educación, psicólogas y trabajadoras sociales, docentes y voluntarios que acompañan el desafío cotidiano de “amar y reparar” (como es el carisma de las hijas de la madre Catalina) la historia de cada uno de los chicos.

HOGAR SAN JOSÉ. Unas 20 niñas viven en la institución.

El Centro de Espiritualidad Corazones Nuevos funciona en Alberdi 509. Cuenta con un equipo animador de 25 personas que ofrecen talleres de crecimiento espiritual y ejercicios espirituales a 45 personas, semanalmente. La Escuela de Espiritualidad funciona con talleres mensuales con 50 alumnos aproximadamente.

Las hermanas Esclavas también llevan la espiritualidad ignaciana a las parroquias, como lo hicieron la Madre Catalina y San Brochero.

La beatificación de la Madre Catalina es una gran gracia para toda la Iglesia. “La Madre ya no es nuestra, es de toda la Iglesia”, dice la hermana Emilse. La religiosa sostiene que su figura no sólo servirá para inspirar nuevas vocaciones, sino también para que todo el mundo conozca su ejemplo de vida, como mujer, madre, viuda y religiosa. “Su mensaje tiene mucha actualidad”, afirma.

MISIÓN WICHIS. La hermana Rita, junto a niños de la comunidad.

- Congregación 

La madre Catalina de María fundó las Hermanas Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, en Córdoba, en 1872.

- El carisma  

Se proponen entregar la vida a Dios y a sus hermanos viviendo el amor y la reparación. 

- La obra 

- Tres hogares y centros para menores en riesgo, un comedor para gente de la calle y 16 colegios, profesorados, academias, un pensionado para universitarios.

-  Casas de ejercicios y centro de Espiritualidad.

-  Misiones en comunidades gitanas de Santiago del Estero, migrantes en Madrid y en Chile, pueblos originarios de Argentina y Chile.

EL COLEGIO. Las niñas, en una visita a LA GACETA.

- Comunidades 

En Argentina, siete (Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Mendoza, La Rioja, Salta, Tucumán, Santiago del Estero y San Luis). En Chile, tres (Santiago, Rancagua y Copiapó). En Benín, África, una (Parakou) y en España, dos (Madrid y Aldea Nueva de la Vera).

¿Quién fue la Madre Catalina?
- Nació en Córdoba el 27 de noviembre de 1823.
- A los 17 años hizo sus primeros Ejercicios Espirituales y allí descubrió su vocación religiosa, pero no había conventos de clausura.
- Se casó con el coronel Zavalía, viudo con dos hijos. Su marido fue nombrado edecán del presidente Derqui.
- Tuvo una hija que murió al nacer. 
- Quedó viuda, y en 1872 fundó las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús, primera congregación de vida apostólica de la Argentina. 

Comentarios