Cuáles son los argumentos centrales del juzgamiento del ex juez federal Terán

El ex magistrado es el primer funcionario público juzgado por posible enriquecimiento ilícito en Tucumán.

17 Nov 2017
1

LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA.

Durante la mañana de hoy proseguirá el juicio oral por el supuesto enriquecimiento ilícito del ex juez federal N°2, Felipe Terán.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal reabrirá la audiencia para que la defensa y la acusación presenten sus alegatos.

A continuación, los jueces darían el veredicto. Todo sucederá en la sala de la calle Chacabuco 125.

Cuáles son los argumentos centrales del juzgamiento del ex juez federal

Acusación

1) Peritación de siete técnicos de la Nación: este análisis practicado con control y consentimiento de la Defensa Pública sostiene que hay un aumento patrimonial sin causa entre 1999 y 2005 de $ 550.000 (U$S 183.000 dólares correspondientes al último año de la cotización).

2) El monto: si bien por efecto del proceso inflacionario $ 550.000 parecen irrelevantes en el presente, el fiscal Pablo Camuña hizo notar el miércoles que la suma superaba el total de sueldos de juez federal que Felipe Terán había percibido en el lapso investigado: siete años investigado. Los peritos determinaron durante el juicio que el monto actualizado con la tasa activa del Banco Nación asciende a $ 1,9 millón. Según el juez Gabriel Casas, la cifra debía ser recompuesta a partir de la variación del salario de la magistratura, pero prevaleció la postura de Alicia Noli y Juan Carlos Reynaga.

3) Alquileres, indemnización y compraventa de propiedades no acreditados: el fiscal Camuña puso énfasis en la inexistencia de elementos para probar que ciertos ingresos hayan provenido de alquileres. También puso en duda la validez de un boleto de compraventa de 1993 relativo a un inmueble de San Clemente del Tuyú escriturado en 1999, y de documentación sobre la indemnización laboral de Luisa Chiarello, esposa de Terán, y sobre las mejoras de la casa de Raco. Además, cuestionó el precio y la forma de devolución de anticipos por un departamento en San Miguel de Tucumán que Terán intentó comprar al desarrollador Miguel Galindo.

Defensa

1) Defectos en la notificación de la audiencia: se trata de la instancia prevista en el artículo 268 (2) del Código Penal para que la Justicia requiera al funcionario la justificación de los incrementos detectados. Ese acto se realizó en mayo de 2010 sin Felipe Terán: este había pedido la suspensión, pero el juez federal N°1, Daniel Bejas, no se la concedió. En el proceso consta que el ex juez fue notificado del rechazo el mismo día de la audiencia, dos horas después de su realización.

2) Nueva documentación: por pedido del fiscal Pablo Camuña, el tribunal desestimó la incorporación “a último momento” de un conjunto de pruebas que presentó Terán para respaldar la existencia de bienes previa a 1999 (Gabriel Casas votó en disidencia), aunque sí aceptó que se agregue un cheque referido a la transacción con Miguel Galindo. El defensor Ciro Lo Pinto dijo que lo dejaba sin palabras esta vulneración del derecho de defensa y anticipó que recurrirá la decisión.

3) El paso del tiempo: la defensa del ex magistrado sostiene que es irrazonable que este sea juzgado por una denuncia de 2003 respecto de hechos acaecidos a partir de 1999. Según el defensor oficial Lo Pinto, el proceso debe cerrarse por el transcurso del plazo razonable, aunque la acción no esté extinguida porque la prescripción no corrió para Terán durante el lapso en el que fue funcionario (hasta 10/2006).

Comentarios