Enojo oficial por las críticas de De Luca

Carolina Vargas Aignasse recordó al secretario del Interior que Alfaro le birló un edil al PJ en una sesión de 2015. “¿Esos no son códigos que se rompieron?”, se preguntó con ironía la secretaria de Gobierno. Bussi, en Twitter, habló de Cortalezzi y de Aybar: “ambos son impresentables”

13 Nov 2017
1

PRESIDENTE. Cortalezzi, ex interventor de la Caja, conducirá el Concejo. la gaceta / foto de Analía Jaramillo

La renovación de la mesa de autoridades del Concejo Deliberante de la capital, que terminó con la exclusión de Cambiemos, exacerbó la tensión política entre la Nación y la Provincia.

Ayer, LA GACETA dio a conocer el malestar que había generado en la Casa Rosada que el oficialismo provincial le arrebatara la presidencia del cuerpo deliberativo al espacio que lidera el intendente Germán Alfaro. “Hay códigos políticos que hay que respetar y el Gobierno provincial no los respetó”, expresó el secretario del Interior de la Nación, Sebastián García de Luca, en una entrevista en la que brindó un “total” respaldo a la gestión del peronista Alfaro.

La que alzó la voz de la Casa de Gobierno para responder al funcionario nacional fue la secretaria de Gobierno, Carolina Vargas Aignasse. La ex legisladora habló de un doble estándar del macrismo a la hora de juzgar los pasos dados por sus referentes y por los de los opositores.

“Evidentemente García de Luca desconoce el proceder de quien hoy respalda tan enfáticamente”, ironizó. Y recordó un hecho acontecido en octubre de 2015, en la sesión inaugural de la actual composición del Concejo capitalino. “Estas declaraciones en las que reclaman institucionalidad omiten considerar que hace dos años el intendente y su espacio político recurrieron a un hombre electo por el Frente para la Victoria y le entregaron la presidencia del Concejo Deliberante, con tal de tenerla a cualquier precio. ¿Esos no son códigos que se rompieron? ¿Será tal vez esa una vieja práctica que usan para su conveniencia, pero como ahora perdieron la presidencia la usan como eslogan del cambio?”, planteó. Vargas Aignasse se refirió así al pase del edil Javier Aybar al alfarismo. El mercantil había sido electo por un acople del FpV, pero el espacio del intendente le ofreció ser presidente y torció la votación. Justamente, de aquella sesión había participado la funcionaria; incluso, había sido la persona propuesta para la presidencia por el oficialismo provincial. Luego de esa derrota, Vargas Aignasse solicitó licencia al cuerpo vecinal y se incorporó al Poder Ejecutivo.

“El rol del Concejo Deliberante es el de contralor del ejecutivo municipal para el bienestar de los vecinos. En un gobierno democrático no debería causar tal desazón el recambio en la presidencia del cuerpo”, enfatizó.

El viernes, los concejales aliados a la Casa de Gobierno le arrebataron la conducción del Concejo al alfarismo. Así, con el apoyo de los ediles de Fuerza Republicana Ricardo Bussi y Eduardo Verón Guerra, el ex interventor de la Caja Popular de Ahorros Armando Cortalezzi resultó electo presidente.

En las últimas horas, Bussi volvió a referirse en las redes sociales a su postura en el recinto, ante los cuestionamientos por haber apoyado a Cortalezzi. “La gente que me hizo concejal me votó para que lo controle a Alfaro. Aybar no me dejaba hacerlo; Cortalezzi sí. Coincido en que ambos son impresentables. Tuve que elegir al opositor, porque yo soy oposición”, planteó en uno de los posteos. En el otro, fue más categórico: “si es narco o proxeneta (sic) no es de mi incumbencia. Yo necesito controlar a la gestión de Alfaro”.

Comentarios