Falleció el profesor Héctor José Durand

Docente de alma, presidió el Consejo de Rectores. Agudo y “bocón”

13 Nov 2017
1

REFLEXIVO. Durand siempre estuvo atento a los cambios sociales.

“Los chicos de hoy crecen en soledad y son mucho más violentos que antes. La vida actual, la sociedad de consumo y la crisis que lleva a los padres a trabajar todo el día hace que estén demasiadas horas solos. El papá ha dejado de ser el líder, el ejemplo, porque no lo ven nunca; y entonces, los modelos que toman los sacan de la televisión, de internet y de una sociedad cada vez más violenta”. Esto decía en LA GACETA el profesor Héctor José Durand cuando era presidente del Consejo de Rectores de Tucumán, hace 13 años.

Durand era un gran lector de los tiempos. Sabía interpretar y desmenuzar la realidad como nadie. Por eso, “el profe” Durand fue siempre una de las fuentes más confiables para hablar sobre el pulso de la educación. Porque, además, era generoso con su conocimiento, paciente para explicar los vericuetos del sistema educativo, recto para hacer cumplir las leyes y agudo para la reflexión. “Bocón”, como él se decía, para denunciar las injusticias y las trampas de los funcionarios, ya que no tenía ambiciones políticas.

Durand nació en Tucumán, el 18 de diciembre de 1942. Fue alumno del Instituto Tucumán, donde luego comenzó una íntegra carrera como educador: primero preceptor, luego docente, más tarde director de estudios y finalmente rector. Se casó con Susana Mena Aybar, con quien tuvo cuatro hijos. Por insistencia de su familia se jubiló en 2010, porque su salud comenzaba a deteriorarse. En la madrugada de ayer, y luego de una reunión con amigos, “el profe” Durand falleció repentinamente, a poco más de un mes de cumplir 75 años.

Comentarios