Seis claves para entender por qué el caso Daiana debe ser investigado nuevamente

La Cámara de Apelaciones, en un polémico fallo, cree que no existen pruebas suficientes para determinar que Daiana haya sido asesinada.

04 Nov 2017
1

CRÍTICAS. Los jueces cuestionaron que el fiscal no le hiciera caso a la familia de Daiana Garnica para que investigada la línea de trata de personas.

A dos días de que se cumplieran seis meses de la desaparición de Daiana Garnica, y de varias semanas de espera, la Cámara de Apelaciones falló sobre el caso. El tribunal, integrado por Liliana Vitar, Eudoro Albo y Enrique Pedicone (que votó en disidencia varios planteos) resolvió que el fiscal Claudio Bonari no sumó indicios suficientes para comprobar su teoría de que la joven fue víctima de un crimen.

En la resolución que se dio a conocer ayer, pasado el mediodía, le pidió al investigador que envíe a la Justicia Federal las copias del expendiente porque cree que están ante un caso de trata de personas. Al parecer, los magistrados no sabían que por el mismo pedido de la familia, el fiscal federal Pablo Camuña ya había iniciado un expediente.

Daiana fue vista por última vez el 6 de mayo cuando dejó su casa en Alderetes para encontrarse con su vecino Darío Súarez. El fiscal creyó que él había acabado con su vida y que recibió colaboración de Fabián Pacheco y Juan Matar, compañero de trabajo y dueño de la ladrillera donde funcionaba el horno donde supuestamente habían eliminado el cuerpo.

Sin embargo, los miembros de la Cámara entendieron que no había pruebas suficientes para mantener firme esa hipótesis. Sólo Súarez seguirá tras las rejas, mientras que Pacheco y Matar recuperarán la libertad, pero seguirán vinculados a la causa.

En tanto que los nueve restantes quedaron liberados porque se cometieron errores procesales en su contra. La Cámara cuestionó la investigación de Bonari y ordenó que se hiciera cargo de las costas de todos los planteos que realizó y fueron rechazados, hecho muy poco común en el fuero penal de la provincia.

1 El caso ahora deberá ser investigado por la Justicia Federal 

El fallo de la Cámara de Apelaciones es contundente: la investigación del caso Daiana Garnica debe volver a fojas cero, ya que le aclararon al fiscal Claudio Bonari que no tiene pruebas suficientes para afirmar que los acusados cometieron el delito de privación ilegítima de la libertad agravada y homicidio doblemente agravado por alevosía y femicidio. Sí en cambio sostiene que la adolescente pudo haber sido víctima de una red de trata de personas. 
Por ese motivo, ordenó que haga una copia de la causa y se la remita a la Justicia Federal.  En la ordinaria sólo se podrá investigar la desaparición porque es incompetente a la hora de analizar si es que la joven no fue captada por personas que la podrían estar explotando sexualmente.  
“La calificación del fiscal resulta precipitada y cobra relevancia la formulación de la hipótesis de la familia. De este modo, en la investigación se debe tratar de utilizar racionalmente los conocimientos aportados (o a aportar) por los allegados de Daiana Garnica que pueden resolver la causa aunque hasta el momento sean inciertos”, se puede leer en los argumentos que hicieron los jueces del tribunal.

2 El fiscal Camuña ya lleva adelante una pesquisa por la causa 

El fiscal federal Pablo Camuña ya inició una causa por este caso. Lo hizo luego de que la familia Garnica presentara un pedido formal para que abriera un expediente por este caso cuando aún era representado por el abogado Gustavo Pérez. El investigador comenzó con el trabajo, pero hasta el momento no trascendieron los detalles de la pesquisa que está llevando adelante. 
Los miembros de la Cámara, que no estaban al tanto de esta novedad, observaron que Bonari nunca envió copias a la Justicia Federal al haber indicios de que puede haber sido víctima de una red de trata. Trascendió que los padres de la menor ya prestaron declaración en los tribunales federales.

3 El porqué se debe indagar que la menor fue secuestrada 

Según los miembros de la Cámara, la situación de vulnerabilidad de la joven la transformó en una potencial víctima de una red de trata de personas.  Aseguraron que no puede soslayarse la cantidad de información que existe en la causa que avala esta línea de investigación. 
La madre planteó esta hipótesis y una hermana realizó la denuncia personalmente en la Policía y a través del número telefónico 145 que atiende estos casos. “A mi hermana la han vendido”, declaró Soledad Garnica, otra hermana que también entregó en la fiscalía cinco fotocopias en la que se podía leer: “Soy Daiana Garnica, necesito volver con mi familia. Mamá te necesito”. 
La madre de la chica también dijo que había recibido en Facebook mensajes advirtiéndole de esta situación. “No se registra avance respecto a datos aportados por diferentes personas que comparecieron y mencionaron haber visto a la víctima en diferentes lugares de la provincia con posterioridad a su desaparición”, dijeron los jueces.

4 Sólo uno de los 13 imputados quedará tras las rejas

Pese a que la Cámara sostiene que no hay pruebas para sospechar que Daiana fue víctima de un homicidio, el principal acusado Darío Suárez seguirá detenido porque sí está probado que fue el último que estuvo con la adolescente antes de que desapareciera y por ese motivo se le confirmó la prisión preventiva. 
En los casos de Fabián Pacheco y Juan Matar, los jueces destacaron que Bonari no tenía pruebas para sostener la grave acusación que les realizó. Ordenó sus libertades, pero seguirán vinculados a la causa. 
Mientras que por errores procesales realizados por Bonari -hizo mal las imputaciones en su contra cuando declararon por primera vez en la causa- se ordenó el cese de prisión para César Ariel, Diego Adrián, Myrian Isabel y Norma Beatriz Suárez (todos hermanos de Darío) y Elena y Yanina Villarreal, Juana Rosa Funes y Maby Castro. En estos casos, no deberán pagar fianza para volver a sus domicilios, sino que su defensora, Julieta Jorrat, deberá realizar un mero trámite administrativo.

5 Otra línea que permite afirmar que la chica sigue con vida

Mientras avanzaba la investigación, el representante legal de la familia, Gustavo Pérez, informó a la fiscalía que un Policía Federal le informó que había visto a la adolescente embarazada en un hospital, sin dar mayores detalles. 
Para los jueces de la Cámara no se trató de un detalle menor que nunca se haya encontrado el documento nacional de identidad de la joven. Los familiares dijeron que era de los “viejos” porque nunca lo había cambiado. A los magistrados les llamó poderosamente la atención que el fiscal no haya tenido en cuenta que la adolescente haya decidido marcharse de su hogar por cuenta propia.  
“No puede desconocerse que en autos obran indicios de una posible desaparición voluntaria de la menor Garnica, línea investigativa que no fuera profundizada por el Ministerio Público”, opinó Albo a pesar de que elogiaron todas las actuaciones complementarias que se desarrollaron en la causa y cuyos resultados aún no se conocen.. 
También dijeron que el investigador no tuvo en cuenta los mensajes que escribió en Facebook antes de desaparecer. Para algunos, allí habría dado a entender que se podría marchar por los problemas que tenía en su entorno familiar. Los defensores de los acusados le presentaron varios indicios para que profundizara esta línea, pero sus datos no habrían sido tenidos en cuenta por Bonari.

6 El fallo terminó siendo un duro golpe para el fiscal Bonari

La Camára de Apelaciones resolvió uno de los planteos más polémicos que realizaron los defensores. Decidió no declarar nula la causa porque Bonari realizó el allanamiento a la ladrillera y a algunos domicilios de los sospechosos sin la autorización de un juez, como lo indica el Código Procesal Penal. Sin embargo, sí resolvieron  la exclusión de las pruebas encontradas las medidas que se realizaron el 7 de mayo, el día después de la desaparición de la chica. Además, en una resolución inédita en el fuero penal, los magistrados decidieron ponerles costas a todos los planteos que realizó y que terminaron siendo rechazados. 
Aunque hasta el momento no hay ningún pedido, no se descarta que los defensores inicien los trámites para solicitar el juicio político al fiscal por la tarea que desarrolló en este polémico caso.
Paralelamente, es muy probable que inicien acciones legales contra el Estado por el perjuicio que sufrieron en los casi cinco meses que estuvieron privados de su libertad..  Por ejemplo, por el allanamiento que luego fue declarado nulo, se destruyeron los hornos de la ladrillera de Matar. Además, dos hermanos de Suárez perdieron sus trabajos por haber estado detenidos injustamente, según el fallo de los jueces de la Cámara.

Comentarios