Quedarán libres los acusados de matar al policía Aragón

“Estoy indignada porque sólo ellos parecieran tener derechos”, dijo la viuda del agente. Los jueces decidieron reducir el tiempo de prisión preventiva. Esperan los resultados de estudios telefónicos.

02 Nov 2017
3

LA ESQUINA DE LA MUERTE. El agente David Aragón fue mortalmente herido en la esquina de Jujuy y Magallanes por “motochorros”. la gaceta / foto de antonio ferroni (archivo)

“Estos delincuentes dejaron a mis hijos sin papá, y ahora quedarán en libertad. Ellos tuvieron abogados, nosotros no”, opinó Nancy Pareja en un posteo de Facebook, esposa del agente David Aragón, quien fue asesinado en febrero pasado. Esa fue su reacción al enterarse de que la Justicia dispuso que se libere a los dos únicos detenidos por el hecho.

El 28 de febrero, en Jujuy y Magallanes, Aragón se encontraba enviando un mensaje por su celular. Un joven armado lo amenazó y le quitó el teléfono. El uniformado se identificó como policía y disparó contra el asaltante. Detrás de él, en una moto, había dos cómplices del ladrón. El que viajaba de acompañante lo atacó por la espalda. Aragón recibió un proyectil en la nuca. Murió horas después.

Personal de la División Homicidios atrapó primero a un sospechoso que luego fue dejado en libertad, al no haber encontrado pruebas en su contra. Luego, con el testimonio de otras personas, arrestaron a Víctor Exequiel Acosta y a Enzo Daniel Jerez. La fiscala Adriana Reinoso Cuello les pidió la prisión preventiva durante seis meses, planteo que fue aceptado por el juez Marcelo Mendilaharzu.

Los defensores de los acusados presentaron escritos ante la Cámara de Apelación pidiendo la nulidad de la causa. El de Jerez dijo que “fue detenido por una orden de allanamiento expedida por el magistrado interviniente sin ningún sustento legal, que por averiguaciones practicadas tomaron conocimiento que el acusado pertenece a una banda denominada ‘El Tío’ y que se reúne en el lugar denominado ‘El Campito’. Considero que no es justo que esté detenido por un dañino informe policial”.

En tanto, el de Acosta señaló: “no existen pruebas suficientes para continuar manteniendo en la cárcel a su cliente, haciéndolo pagar una eventual condena de manera anticipada a través del instituto cautelar de carácter sumamente excepcional”.

El tribunal analizó el caso y con votos a favor de Eudoro Albo y Liliana Vitar, y en contra de Enrique Pedicone, decidió rechazar el planteo de nulidad solicitado por los defensores, pero sí les redujo un mes el plazo de la prisión preventiva que les había fijado el juez de Instrucción. Por ese motivo, les dieron cumplida la pena y dispusieron que se inicie el trámite para que sean dejados en libertad.

El expediente volvió a manos de Mendilaharzu, que dispuso que los acusados recuperaran la libertad bajo caución real de unos $50.000, por lo que recién podrían estar saliendo del penal a mediados de la próxima semana. De todas maneras, seguirán imputados.

La fiscala Reinoso Cuello adelantó que la investigación del caso no está cerrada. Que si bien es cierto que había solicitado que se le dictara la prisión preventiva por sólo seis meses porque no tenía pruebas suficientes, esperaba aún los resultados de las pericias e información que se les realicen a los teléfonos que se les secuestraron a los acusados del crimen.

Reclamo

“Estoy indignada con todo lo que ocurrió. Pareciera que sólo ellos tienen derechos. ¿Qué me van a decir ahora? ¿Dónde están nuestros derechos?”, se lamentó la viuda en el posteo que escribió en su Facebook.

Comentarios