En la Cámara evalúan una reforma constitucional

“A partir de los temas que vayamos tratando, va a surgir, o no, la necesidad (de modificar la Carta Magna provincial)”, analizó el peronista Juri, titular subrogante de la Cámara Legisladores de la comisión que estudiará el sistema electoral y político empezaron a delimitar los alcances de su tarea.

02 Nov 2017
1

MESA AMPLIA. Juri, desde la cabecera, preside la reunión de comisión de reforma política y electoral de la Legislatura. TWITTER

Los estrategas de la política local ya tienen la mira en 2019. Pero las reglas del juego de la próxima disputa electoral aún no están definidas. Ayer, la Legislatura dio el primer paso en ese sentido.

La comisión especial que estudiará la reforma del régimen político provincial se reunió para comenzar a delimitar qué temas entrarán en el proceso de revisión. Así, surgieron algunos tópicos que, al parecer, marcarán el eje del debate que, al parecer, se extenderá al menos hasta mediados de 2018.

De los 21 legisladores que estaban sentados alrededor del extenso mesón, en la sala de actos del 8° piso de la sede legislativa, la mayoría coincidió en que la principal inquietud radica en si será necesaria una reforma -acotada o amplia- de la Constitución provincial, rediseñada por última vez en 2006.

Por eso, para el próximo encuentro -que sería en un mes-, los representantes del pueblo deberán llevar sus propuestas para mejorar el régimen político y electoral, y señalar a la vez los posibles mecanismos de implementación para esas ideas. “Doy un ejemplo”, graficó el presidente subrogante del cuerpo legislativo, Fernando Arturo Juri, desde una de las cabeceras. “Si decidimos ‘no más acoples’, necesariamente debemos ir a una reforma de la Carta Magna; pero un legislador puede decir ‘sí, estoy de acuerdo con los acoples’, y puede proponer que se limite (su cantidad a través de) los requisitos, y así no sería necesario modificar el texto constitucional. Insisto: este es un trabajo abierto”, señaló el peronista, que encabezó el encuentro porque el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, estaba a cargo del Ejecutivo.

Sucede que el sistema de “acoples” (en otras provincias les llaman “colectoras”) está previsto en el artículo 43°, inciso 12, de la Constitución provincial. “Los partidos políticos, frentes o alianzas electorales podrán celebrar acuerdos para apoyar a un único candidato a gobernador y vicegobernador y/o intendente de un partido político, frente político o alianza distinta, pudiendo unir la boleta diferentes categorías de candidatos con la categoría de gobernador y vicegobernador y/o de intendente de otra lista distinta, sumándose la totalidad de los votos obtenidos por las listas en cada categoría. La unión en una boleta de listas distintas necesita del previo acuerdo por escrito de los respectivos partidos políticos, frentes o alianzas electorales”, señala ese párrafo.

El oficialista Juan Ruiz Olivares, vicepresidente 1° de la Legislatura, fue el primero en poner sobre la mesa el tema. Señaló varios ejemplos, como los propios “acoples”, la cuestión del voto a los 16 años (no está previsto en la Carta Magna) y el número de representantes por cada sección electoral. “Muchos tienen miedo de hablar de la reforma de la Constitución, pero para algunos temas específicos sí es necesario. Creo que hay que llegar a hacerlo, porque sino, todo lo que hagamos caerá en saco roto”, dijo.

Algunos legisladores, como Claudio Viña (Fuerza Republicana) y el peronista Roque Cativa, advirtieron que convocar y elegir una convención constituyente es un trámite que podría extender el proceso más allá de los tiempos previstos, ya sea acotada o no. “Propongo que para a próxima reunión planteemos algunos temas puntuales, para que comencemos a abocarnos rápidamente al desarrollo de esos temas. De allí surgirá la decisión de una reforma constitucional o no. Si es necesario, la abordaremos; y si no es necesario, no lo haremos”, propuso Juri. En ese encuentro, que ya sería presidido por Jaldo, se votarán las autoridades del comité.

Comentarios