El autor del ataque en Nueva York era chofer de Uber

La empresa condenó el ataque. Hasta el momento ningún grupo terrorista se lo adjudicó.

01 Nov 2017
1

UBER. FOTO TOMADA DE HIPERTEXTUAL.COM

Las autoridades de Estados Unidos trataban hoy de armar un perfil completo y determinar los posibles vínculos con grupos extremistas de Sayfullo Habibullaevic Saipov, un uzbeko de 29 años que ayer cometió un atropello masivo en Manhattan y que había trabajado como conductor de Uber en los últimos seis meses.

"El autor del atentado llevaba varias semanas preparando el ataque y actuó en nombre del grupo radical Estado Islámico (EI), del cual siguió "exactamente" las instrucciones distribuidas en redes sociales", afirmó el subjefe de la Policía de Nueva York, John Miller, en una conferencia de prensa.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que participó de la conferencia de prensa al igual que el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, ya había anticipado ayer que en la camioneta que conducía Saipov habían encontrado una nota que hacía referencia al Estado Islámico, pero aclaró que podría tratarse de un "lobo solitario". Sin embargo, ningún grupo se adjudicó la responsabilidad del ataque.

La directora de Site -un sitio de Internet que monitorea los mensajes de los grupos islamistas radicales en las redes-, Rita Katz, recordó en Twitter que habitualmente el grupo no reivindica ataques cuando el autor está vivo. Saipov fue herido de bala en el abdomen por un policía que se encontraba en el lugar del hecho, en las cercanías de la Zona Cero, y permanece bajo vigilancia en un hospital de Nueva York tras haber sido interrogado por los investigadores.

Dos días de duelo en Santa Fe por los cinco rosarinos asesinados en Nueva York

Según fuentes citadas por CBS News, el sospechoso dijo que está satisfecho con sus acciones y que habría seguido atropellando gente sino fuera porque se chocó contra un micro escolar. Según las mismas fuentes, en la camioneta se hallaron cuchillos y entre 10 y 15 pedazos de papel escritos en árabe con alabanzas al EI.

En la conferencia de prensa, las autoridades dijeron que están siguiendo los últimos pasos del uzbeko para conocer con quien se comunicaba y poder armar un perfil completo. Según la información brindada hoy, la camioneta con la que cometió el atropello masivo fue alquilada por Saipov horas antes de la masacre en el vecino estado de Nueva Jersey, en Paterson, a 35 kilómetros de Manhattan, donde había fijado su último domicilio.

La cadena de noticias CNN informó que la Policía de Nueva York acordonó anoche el edificio y el garage en el que vivía el sospechoso junto a su esposa y sus dos hijos desde hace dos meses. Saipov y su mujer, Nozima Odilova, una uzbeka de 23 años, se casaron en Summit, Ohio el 25 de marzo de 2013, según el registro de matrimonios de ese condado estadounidense.

Atentado en Nueva York: el mensaje de Mauricio Macri

Fuentes cercanas a la investigación revelaron que el sospechoso tenía una identificación de Florida y los registros públicos muestran un domicilio asociado a él en ese estado, específicamente en la ciudad de Tampa.

Un amigo del presunto atacante, Kibiljon Matkarov, también uzbeko, dijo al diario The New York Post que se había encontrado en Florida con Saipov hace cinco años."Es un tipo muy bueno, es muy amable", dijo Matkarov en una entrevista telefónica brindada al diario desde Miamisburg, Ohio, en la que agregó que "siempre jugaba con sus hijos", que disfrutaban pasar el tiempo con él.

Otra conocida de Saipov, Dilnoza Abdusamatova, de 24 años, contó que el joven uzbeko se mudó hace unos seis años a Estados Unidos y que se quedó las primeras dos semanas junto a ella y su familia en Cincinatti, porque eran conocidos. "Él siempre iba trabajar. No iba a fiestas ni nada. Solo venía a casa, descansaba y volvía al trabajo", declaró Abdusamatova al diario The Cincinnati Enquirer y agregó que luego se mudó a Florida y no volvieron a saber de él.

Horror en Nueva York: la última foto de los argentinos que murieron en el atentado

Pero el dato de su vida que más impacto generó fue el de la empresa de transporte privado Uber, que informó que en los últimos seis meses Saipov fue chofer de la compañía en Nueva Jersey y que realizó 1.400 viajes. En un comunicado, la empresa se mostró "horrorizada" por el hecho y aseguró que había pasado sin problemas la verificación de antecedentes, aunque reveló que ahora están revisando su reputación como conductor, en la cual, hasta el momento, no hallaron ninguna queja de los usuarios.

Saipov tenía antecedentes policiales en varios estados, pero todos por delitos menores vinculados a su trabajo como conductor de camiones. Desde su llegada a Estados Unidos, el sospechoso había formado dos empresas de transporte comercial en Ohio: para el primer negocio, Sayf Motors Inc., usó la dirección de un amigo de la familia cerca de Cincinnati, y para el segundo, Bright Auto LLC, usó una dirección cerca de Cleveland.

Según los registros online, fue multado por no tener los frenos adecuados en el camión que conducía en Platte, cerca de Kansas City, a fines de 2015, y se emitió una orden de arresto en su contra en abril de 2016 por no haberse presentado a la corte. Lo resolvió en noviembre de 2016 al declararse culpable y pagar 200 dólares, informó Télam.

Un video muestra los últimos momentos de los argentinos víctimas del ataque terrorista en Nueva York

Saipov atropelló y mató ayer a 8 personas, entre ellas cinco argentinos. Dentro de la camioneta las autoridades encontraron una nota en la que el uzbeko afirma haber cometido el ataque en nombre del EI y varios testigos relataron que, tras derribar a los ciclistas y chocar con un micro escolar, Saipov se bajó de la camioneta con dos armas, que después se comprobó que eran de juguete, y comenzó gritar "Allahu Akbar (Dios es grande)", la clásica arenga de los islamistas radicales.

En una conferencia de prensa, el comisario de la Policía de Nueva York, James P. O'Neillm, confirmó que el atacante "dijo algo" al bajar del vehículo, pero no confirmó cuales fueron sus palabras. 

En Esta Nota

Nueva York
Comentarios