México honró a los muertos del sismo con un gigantesco desfile

La tradicional celebración del 2 de noviembre se trasladó a las calles

30 Oct 2017
1

POR LA VIDA. El Día de Muertos se suele celebrar en casas y cementerios, pero ahora se convirtió en un carnaval. reuters

CIUDAD DE MÉXICO.- Imponentes esqueletos, diablos danzantes y espectaculares altares desfilaron este fin de semana por una de las avenidas más importantes de Ciudad de México en la conmemoración del Día de Muertos, en un país que aún llora a los casi 500 fallecidos que dejaron dos poderosos sismos el mes pasado.

Más de 700 participantes se prepararon durante meses para la procesión que recorrió más de siete kilómetros del Paseo de la Reforma. Los dos poderosos sismos de septiembre provocaron cambios de última hora en el programa.

Decenas de coloridos carros alegóricos, bailes y coreografías con representaciones de la muerte, fueron dedicados a las víctimas de los sismos y a rescatistas. El recorrido terminaba en el Zócalo del Centro Histórico.

Destacó una ofrenda con la figura de un puño en alto, formado por cascos y picos, con las palabras “Fuerza México”, el mantra de los mexicanos mientras los rescatistas buscaban sobrevivientes entre los escombros de edificios colapsados tras el sismo del 19 de septiembre que dejó 230 muertos en la capital.

Los sismos más poderosos en más de 30 años no lograron que los mexicanos olvidaran la tradición de celebrar a la muerte. Participantes y espectadores por igual maquillaron sus rostros como coloridas calaveras, al estilo de la icónica figura del esqueleto de México, conocida como “La Catrina”.

La música festiva estuvo presente con mariachis que entonaron canciones pupulares desde un carro cubierto de flores, como las embarcaciones que navegan por los canales en Xochimilco.

El evento triplicó su tamaño comparado con el de su debut el año pasado, inspirado en el desfile del Día de Muertos que aparece en la película de James Bond “Spectre” de 2015, aunque los mexicanos celebran el Día de Muertos el 2 de noviembre en plazas, casas y cementerios.

“El propósito del desfile es celebrar la vida”, dijo una de las organizadoras. (Reuters)

Comentarios