En medio de las tensiones, el oficialismo activa la comisión que hará la reforma política para 2019

El rediseño del sistema electoral será uno de los temas que tendrá “prioridad”, afirmó Jaldo tras reunirse con la nueva mesa de autoridades

28 Oct 2017
1

NUEVA CONDUCCIÓN. Jaldo, a la cabecera, dialoga con el presidente subrogante, Juri, y el “vice” 1, Ruiz Olivares. prensa legislatura

La reestructuración del oficialismo en la mesa de conducción del Poder Legislativo llega de la mano con un asunto que mantiene expectantes a todos los actores políticos locales: el avance de la reforma electoral que regulará los comicios provinciales de 2019.

Este tema figura entre los que tendrán “prioridad” hasta fin de año, según anunció ayer el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, luego de una reunión con las nuevas autoridades legislativas, Fernando Juri (presidente subrogante) y Juan Ruiz Olivares (vicepresidente 1°).

Según coincidieron las fuentes consultadas por LA GACETA, Jaldo, como presidente de la comisión de reforma política y electoral, convocará la semana próxima a sus miembros -más de una veintena- para definir los roles internos en ese grupo de trabajo. El comité está integrado por el propio vicegobernador; por la mesa de autoridades (incluido el “vice” 2°, el radical Ariel García); por los jefes de bloque; y por los representantes de todos los partidos que llegaron en 2015 a la Legislatura.

La oposición del cuerpo colegiado venía reclamando que se retomara la revisión del cuestionado sistema electoral, tarea que comenzó en octubre del año pasado y quedó paralizada durante los últimos meses. Jaldo había argumentado que no se debía avanzar con la reforma mientras estuvieran en campaña para diputado nacional. El vicegobernador, que el domingo resultó electo por el Frente Justicialista por Tucumán (FJT), ahora le dio luz verde a esa labor.

“Tenemos que integrar las autoridades y empezar a tomar decisiones en ese sentido”, afirmó ayer Jaldo, tras reunirse con Juri y Ruiz Olivares. Confirmó que otros dos temas integran la lista de “prioridades” de la Cámara: las reformas al Poder Judicial tucumano y la tarea que lleva a cabo la comisión de emergencia hídrica. “Tenemos una agenda importante en la Legislatura”, sostuvo el vicegobernador.

En la última semana, los legisladores radicales José María Canelada y Adela Estofán de Terraf habían presentado una nota para pedir una convocatoria “urgente” de la comisión especial para la reforma política. “El sistema electoral de nuestra provincia, de baja calidad institucional, no admite más dilaciones”, señalaron. Y recordaron en el texto los aportes efectuados en ese sentido, bajo la forma de proyectos de ley: transporte gratuito en elecciones nacionales o provinciales, fortalecimiento de los partidos, regulación de la publicidad oficial, sanciones para el clientelismo, voto electrónico, debate obligatorio de candidatos, democratización de la Junta Electoral Provincial y publicidad de los actos de Gobierno, entre otros. Además, los radicales, con ironía, le pidieron a Jaldo que “antes de dejar su cargo para representar a los tucumanos en la Cámara de Diputados, convoque a la comisión especial” a su cargo. “Usted tiene la llave y la responsabilidad asumida públicamente para mejorar la calidad institucional”, dijeron los radicales.

No son los únicos que elevaron iniciativas al respecto. Por ejemplo, el legislador Claudio Viña (bloque Fuerza Republicana) propuso la creación del programa “Elegí, votá, exigí”, destinado a estudiantes de los últimos tres años del nivel secundario. “Es un deber de parte del Estado instruir a los jóvenes sobre la importancia de la participación política y el derecho y el deber intrínseco en cada voto que se emite, y hacerlos comprender que lesionar este derecho no alimenta la democracia que tanto nos costó conseguir como país”, indicó.

La modificación del régimen electoral tucumano está en debate desde 2015, cuando la fórmula del peronismo, Juan Manzur-Jaldo, se impuso por más de 100.000 votos al binomio José Cano-Domingo Amaya, de la alianza Cambiemos.

Más allá de los resultados, la dupla opositora solicitó la nulidad de los comicios por un supuesto fraude, presuntamente concretado a través de bolsones, acarreo de votantes y otras acciones clientelares. En principio, un fallo anuló la elección, pero la Corte Suprema de Tucumán primero y la de la Nación después confirmaron la validez de los resultados. Las sentencias, sin embargo, observaron las falencias del régimen electoral tucumano.

La Casa de Gobierno impulsó una serie de modificaciones y recolectó diversas propuestas. El compendio, titulado “Tucumán Dialoga”, fue entregado el año pasado a los legisladores por el propio Manzur.

Comentarios