Cinco diputados tucumanos están a favor de desaforar a De Vido, mientras cuatro aún dudan

Desde las 11.30, la Cámara Baja celebrará una sesión especial para tratar los pedidos de la Justicia para quitar los fueros al kirchnerista. Orellana dijo que el diputado es “indefendible”. Villavicencio opinó que el Congreso no debe ser un “aguantadero” .

25 Oct 2017
1

DICTAMEN. La comisión de Asuntos Constitucionales, que preside el oficialista Pablo Tonelli, dio vía libre para que el desafuero llegue al recinto. dyn

El futuro del diputado y ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, comenzará a definirse hoy en la Cámara de Diputados. Desde las 11.30, en una sesión especial, se tratarán dos pedidos de la Justicia para que el ex funcionario kirchnerista sea desaforado.

De aprobarse, De Vido perdería el privilegio con el que cuentan los parlamentarios de inmunidad de arresto y quedaría detenido de manera inmediata. No está confirmado, de todas maneras, si concurrirá o no.

Los pedidos de quita de fueros y de detención a De Vido fueron presentados por los jueces Luis Rodríguez -investiga la malversación de fondos en la mina de Río Turbio- y Claudio Bonadio, quien lleva la causa referida a la compra de gas licuado.

Los nueve representantes tucumanos en la Cámara Baja siguieron ayer con atención dos reuniones. Una de ellas fue la de la comisión de Asuntos Constitucionales que, tras más de dos horas de discusión, dio dictamen para que la situación de De Vido llegue al recinto. Dos de los parlamentarios locales, Teresita Villavicencio (UCR-Del Bicentenario) y Federico Masso (Libres del Sur), participaron, incluso, de la convocatoria. La otra, fue la reunión del bloque del Frente para la Victoria (FpV) en el despacho de Héctor Recalde. A ese armado pertenecen Mabel Carrizo, Miriam Gallardo, Alicia Soraire y Marcelo Santillán. Por diferencias internas, trascendió, pasó a un cuarto intermedio hasta las 9.30 de hoy, y al filo de la sesión definirán qué postura tomarán.

Probablemente, adelantaron algunos miembros en off the record, no bajarán al recinto. Un indicio: los únicos dos diputados “K” que estuvieron en la reunión de Asuntos Constitucionales votaron en contra de que el desafuero se trate hoy en el recinto. La ausencia del peronismo-kirchnerismo no alteraría el desarrollo de la sesión, dado que se requieren los votos de las dos terceras parte de los diputados presentes (no del total de los miembros de la Cámara Baja).

¿Cómo votarán los tucumanos? Según un relevamiento de LA GACETA, la mayoría votará para que De Vido pierda los fueros. Se trata de Masso, Villavicencio, Facundo Garretón (Unión PRO), Juan Casañas (UCR-Del Bicentenario) y José Orellana (Primero Tucumán).

Carrizo, Gallardo, Soraire y Santillán, en tanto, esperarán la definición del bloque.

Voces tucumanas

Casañas aseguró que su voto será a favor del desafuero, porque así lo requirió la Justicia.

Masso consideró que muchos de sus pares que habían votado en contra en julio, cuando se debatió la declaración de inhabilidad moral para expulsarlo de la Cámara, cambiarán hoy su voto.

“Esto posibilitará que la Justicia actúe en el sinnúmero de causas de corrupción”, afirmó el referente de Libres del Sur.

Garretón opinó que debe abrirse camino a la Justicia para que los presuntos hechos de corrupción sean investigados y confió en que De Vido será desaforado.

“La corrupción no debe ampararse en los fueros”, afirmó Villavicencio. “Los políticos sólo somos ciudadanos, que hemos logrado que un sector de la sociedad nos elija para representarlos. Ampararse en los fueros y desvirtuarlos para transformarlos en un privilegio es impropio. El Congreso no debe transformarse en un aguantadero”, consideró la radical.

Orellana aseguró que es responsabilidad de los parlamentarios darle las herramientas a la Justicia para que avancen las investigaciones. “Ni sus compañeros tienen la voluntad de ampararlo. Ya es indefendible; y probablemente Cristina Fernández vaya por la misma línea. El pedido de licencia es una chicana: no lo salvará nadie”, advirtió el peronista. Explicó que en julio votó en contra porque no estaba de acuerdo con la expulsión.

“No me siento contradictorio: me niego a ser juez. Ahora hay pedidos de desafuero de dos jueces federales. No voté para defenderlo: en aquel momento, no era el procedimiento debido para inhibirlo moralmente”, concluyó.

Gallardo, a la espera de la decisión de su bloque, había consignado la semana pasada que la de ahora no es la misma situación que hace meses (“dos o tres diputados pedían el desafuero”) y se había mostrado a favor de que la Justicia investigue.

Carrizo, por su parte, también seguirá a su bloque. Opinó, sin embargo, que es “desatinado” tratar el desafuero en este momento. “A la gente le interesan más los aumentos y necesitamos debatir el Presupuesto. Que no nos tapen el bosque con De Vido”, consideró.

En julio, se había tratado en el recinto una iniciativa de Cambiemos -con el apoyo del massismo- para declarar al ex ministro moralmente inhábil y expulsarlo del cuerpo. Tras un debate caldeado, esa propuesta obtuvo 138 votos que no alcanzaron para la salida de De Vido. Por su parte, 95 diputados del FpV, la izquierda y otros bloques de la oposición votaron en contra, sobre 236 legisladores presentes.

Comentarios