Cartas de lectores

25 Oct 2017 Por LA GACETA

Estadísticas

En el editorial del 23/4 se menciona críticamente los avances de implementación del Sistema Estadístico Provincial. Respecto del avance de 2017, que aún no ha concluido, ya se ha agregado información de 10 nuevos organismos del Estado provincial. A ello se debe sumar: a) 11 organismos con los que actualmente se está trabajando para la generación y/o sistematización de información existente, pero aún no preparada como dato estadístico; b) los organismos de tres municipios (Tafí Viejo, Las Talitas y Banda del Río Salí), cuyos intendentes han manifestado su voluntad de organizar su información estadística, firmaron convenios de colaboración para ello a lo largo de este año y han comenzado las tareas conjuntas; y c) la información proveniente de las cuatro universidades de nuestra provincia; todas han manifestado su voluntad y disposición para brindar información que permita conocer datos del perfil académico y universitario de la provincia, a partir de una reunión mantenida con rectores y decanos y con directores del Conicet. Para que se comprenda la magnitud y complejidad de la tarea, ella no implica sólo la publicación de datos existentes, sino -tan o más importante que ello- el acompañamiento y asistencia en la generación de nuevos datos, a partir de registros o información disponibles pero no preparadas hasta ahora para ser publicadas como información estadística. Ello también implica la capacitación de personal no especializado para esa tarea. Tan importante como el número de organismos e instituciones que aportan datos es el número de estos. Los “algunos datos” a los que se refiere el editorial suman a la fecha más de 380 indicadores de carácter económico, productivos, sanitarios, educativos, sociales, estatales y muchos otros, de gran diversidad. Este número no incluye el casi centenar de mapas georreferenciados que provee información estadística de carácter territorial, de alto valor diagnóstico. Tampoco incluye 373 mapas de la infraestructura de datos espaciales que forman parte del Sistema Estadístico Provincial y que son parte de una elaboración conjunta de las distintas áreas del Poder Ejecutivo provincial e instituciones de la sociedad civil. En su reciente informe para el desarrollo humano 2017, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha destacado la inauguración y desarrollo del Sistema Estadístico Provincial de Tucumán, como una de las experiencias propicias y escasas de política de datos abiertos implementadas en el país, tal como fue decidida por el gobernador. Posiblemente tal disposición de información hoy existente no resuelve de manera inmediata la necesidad urgente o coyuntural de alguna persona en su actividad particular, pero es sin duda un avance evidente y progresivo de nuestra provincia, producto de la actividad conjunta y coordinada de las distintas áreas del Estado y con sectores de la sociedad civil, a los fines de buscar mejores políticas públicas y de una ciudadanía mejor y más informada.

Julio Saguir, Secretario de Gestión Pública y Planeamiento


La higiene y la prevención

Todos los días cuando me dirijo a dejar a mi hijo al colegio muy temprano, no puedo dejar de mirar el estado en que se encuentran las bocatormentas de avenida Sarmiento/Belgrano, y las calles en general. Sobre todo las paralelas a las grandes arterias de la ciudad. Sólo veo suciedad y decadencia. Los vecinos ya perdieron la costumbre de barrer la vereda y levantar la basura para arrojarla en el basurero de sus casas. Ahora la dejan en el cordón cuneta a merced del viento, del tránsito y del agua cuando llueve. Es hora de comenzar a hacer de una vez a cambiar el paradigma instalado de que “el Estado es responsable” de todo lo que nos pasa. Creo que ya es hora de que los adultos comiencen a dar el ejemplo a los hijos y dejen de arrojar desperdicios por las ventanas de los vehículos (muchas veces de alta gama). Sobre todo los taxistas, a los que en lugar de llevar una bolsa vacía en el auto para depositar los residuos, les es más fácil abrir la ventana y tirar el envase vacío de los sándwiches triangulares, las botellas de 350 cc, los papeles de galletas y demás. Tiene que haber alguna forma de producir el cambio. Debe haber profesionales especializados dentro del ámbito educativo que puedan proyectar algún programa que responda a mediano y largo plazo sobre algún tipo de modificación en la conducta ciudadana. Mientras tanto, invito a los funcionarios públicos que tengan competencia sobre el asunto, sobre todo los municipales que obtuvieron un excelente resultado en las pasadas elecciones, a poner la “maquinaria a trabajar”. Comenzó el tiempo mostrar con hechos lo que predican, y manden a limpiar las calles, los desagües, a desmalezar los baldíos y los espacios públicos descuidados. Se aproxima la época de tormentas. Que no haya que lamentar inundaciones por negligencia. En mi opinión, también es importante recordarle a la intendencia que el ejido o el casco municipal continúa muchas cuadras (kilómetros diría) más allá de las cuatro avenidas. Señor intendente: en sus manos está su futuro. Manos a la obra.

Ana Cabbad

[email protected]


Elecciones en córdoba y tucumán

Una vez más, en las recientes elecciones, Córdoba dio el ejemplo de lo que significa un voto consciente (consciente: que siente, piensa y actúa con conocimiento de lo que hace). A diferencia, por ejemplo, de Tucumán, donde el peronismo sigue imponiéndose en la misma proporción en que aumenta la pobreza. Si bien en la capital tucumana la gente votó a conciencia, en el interior, donde el pueblo vive un cautiverio sin fin, los votantes eligieron la continuidad del sistema feudal que desde hace décadas gobierna. ¿Qué es lo que determina las diferentes elecciones? Sin ninguna duda, la educación y la carencia de recursos para oponerse a la coacción. Por ejemplo: yo viví en Córdoba tres años, desde el inicio de 1983 hasta fines de 1985. Pero nací, crecí y vivo aún en Tucumán, a 100 metros de la ya erradicada “Villa Piolín”, asentamiento que se produjo a mediados de los 60. De modo que en mis 59 años de edad, conocí y compartí incontables cosas con mucha gente que pasó por esa y por otras villas de emergencia de mi ciudad. A poco de llegar a Córdoba en aquellos años, me fue asignado enseñar catequesis en la villa de “Cortaderos”, en el barrio “Los Boulevares”. Grande, muy grande fue mi sorpresa, al descubrir el nivel de educación que poseía la gente de ese lugar en comparación con el de las villas tucumanas, e inclusive conmigo. Y confieso que el nivel de civilidad de esa gente me hizo sentir vergüenza. Hoy pasaron más de tres décadas y las cosas empeoraron. La gente pobre del interior de Tucumán vive educacional y económicamente en la miseria. Y sufre sus consecuencias. Maestras, médicos y sacerdotes son fieles testigos de lo que digo. Por eso, me duele enormemente el desdén con el que muchos tucumanos se dirigen en los medios a sus comprovincianos sometidos. Hay que estar en la piel del pobre del campo, cuando el gobierno es populista. Hoy, Tucumán es Cuna de la Independencia y de la injusta dependencia de favores, intercambios y promesas incumplidas.

Daniel E. Chávez

Pje. Benjamín Paz 308, San Miguel de Tucumán


Propuestas postelectorales

Durante las campañas preelectorales, algún amigo político me pidió que le hiciera llegar propuestas para mejorar nuestra querida provincia. No era poco. Sin embargo, me pareció oportuno hacerle las siguientes sugerencias: 1) nuestra casa o la casa de todos. La actual Casa de Gobierno, ocupada por el Poder Ejecutivo, debería ser traslada al edificio del ex Hotel Savoy, que deberá adecuarse para su nuevo destino. Estaría geográficamente a un paso de la Legislatura, lo que redundaría en una muy rápida y efectiva comunicación entre los dos poderes. Así se disminuiría además el tránsito por nuestro microcentro y los reiterados y sucesivos cortes de calles alrededor de nuestra plaza principal, por manifestaciones de todo tipo. El magnífico edificio de San Martín y 25 de Mayo se transformaría en un Centro de la Cultura, con un enorme y necesario museo etnográfico de Tucumán, del NOA, del país y del mundo; salas de conferencias; salones para exposiciones de artes, música, eventos científicos, etcétera. Tiene sobrados espacios para ser utilizados en beneficio de la cultura para nuestro pueblo. 2) Liberación de los estacionamientos. Será absolutamente prohibido estacionar en el microcentro, entre las calles: Santiago, San Lorenzo, Salta y Jujuy y Virgen de la Merced. El resto de las calles tendrá un estacionamiento pagado con tarjeta que emitirá la Municipalidad, con modalidad a estudiar, pero todo lo recaudado quedará a beneficio exclusivo de la Municipalidad y nunca de terceros. 3) Tucumán ecológicamente sustentable. Aumentar los espacios verdes, especialmente los centros de manzanas: la ciudad necesita más oxígeno, que nos pueden proveer las plantas verdes. Se dará prioridad a las huertas familiares y se deberán dar sin cargo semillas y asesoramiento gratuito a los vecinos, como también la donación de árboles para ocupar los enormes espacios que tenemos sin utilizar. También se promocionarán jardines con cultivos verdes en las terrazas de todos los edificios. Se dispondrán medidas especiales para la utilización correcta del agua potable evitando su despilfarro. Se pondrá especial celo en mantener limpia la ciudad evitando los depósitos clandestinos de basura. Hoy, estas podrían entonces considerarse propuestas postelectorales, ya que mantienen vigencia.

Federico Vázquez

[email protected]

Comentarios