Ni manchas ni várices: lucí las piernas perfectas

Un buen tratamiento comienza con un buen diagnóstico.

21 Oct 2017
1

Las enfermedades varicosas generan molestias severas a las mujeres que las padecen.

Si hay algo que quieren lucir las mujeres en la temporada de verano son las piernas. Si el ejercicio físico, la buena alimentación, los tratamientos dermatológicos y las cremas humectantes son los grandes aliados para la piel de las piernas, las grandes enemigas son las enfermedades relacionadas al sistema circulatorio, que producen marcas visibles o incluso consecuencias más molestas que no terminan en el hecho de no poder lucir las piernas.

El maquillaje perfecto comienza por las cejas

Las patologías más frecuentes son:

• Arañitas: son alteraciones venosas de pequeño calibre, de color rojo, moradas o azules, superficiales, muy comunes, sobre todo en mujeres y que constituyen un problema estético y funcional importante. Pueden ser tratadas con diversos métodos terapéuticos como escleroterapia (inyecciones), láser, radiofrecuencia, etcétera.

El verdadero show de la moda está en las calles

• Várices reticulares: son venas enfermas, más profundas, de color verdoso, que producen gran sintomatología como pesadez, cansancio, hinchazón y son muy anti estéticas. Pueden ser tratadas con escleroterapia o microcirugía. En estos casos el láser o la radiofrecuencia no son efectivos.

• Várices: son venas más profundas, de mayor tamaño, que sobreelevan la piel, generalmente conectadas con troncos venosos importantes, que producen mucho dolor, pesadez, cansancio, calambres y que pueden tener complicaciones como la trombosis o las úlceras de piel. Pueden ser tratadas con escleroterapia con espuma o cirugía.

Tratamiento ideal para los días de playa

• Insuficiencia de troncos safenos: es la enfermedad de los troncos venosos principales del sistema superficial de los miembros, generan várices, cambios de coloración de la piel en la pierna, ulceras. Pueden ser tratados con ecoescleroterapia, cirugía, láser, etc.

“Lo importante es que todas estas formas de presentación de la enfermedad venosa se combinan. Por lo tanto no es posible pretender curar la enfermedad varicosa sin combinar los distintos métodos de tratamiento”, advierten los especialistas del Instituto Jorrat Bertini, especializado en problemas del sistema venoso, linfático y estético.

La aparición de algunos de los síntomas anteriores hace necesaria la consulta lo más temprana posible a profesionales de la salud. Todo, o casi todo, se puede solucionar o mejorar, y cuanto antes se lo aborde, mejor será el resultado.

En Esta Nota

Verano 2018
Comentarios