Por ahora, Tucumán no tocará Ingresos Brutos

El gobernador Juan Manzur dijo que no habrá reducción del impuesto si es que la Nación no compensa a la provincia con otros recursos. La iniciativa bonaerense de avanzar en una baja gradual de la carga tributaria será imitada por otros distritos grandes. El titular del PE aún no prevé modificaciones

18 Oct 2017
1

La carga fiscal no registrará en Tucumán grandes variaciones durante 2018. Si bien algunos distritos del país han avanzado en la idea de una reducción gradual del impuesto a los Ingresos Brutos, la gestión del gobernador Juan Manzur ha dejado en claro que, si no hay compensación federal, no se tocará aquel tributo. “No tenemos previsto hacerlo; no hay con qué reemplazar los ingresos que nos aporta; no estamos en condiciones de desfinanciar a la provincia”, indicó ayer el mandatario a LA GACETA. Ingresos Brutos participa casi con el 75% de la recaudación de impuestos provinciales.

Ese impuesto es considerado distorsivo para la economía. E, incluso, el ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, ha dicho que surgió “hace muchísimos años y que, esencialmente, gravaba las rentas, pero terminó convirtiéndose en un monstruo que grava la producción con retenciones interjurisdiccionales”. De hecho, un reporte del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) sostiene que, ante la generalización de las operaciones interjurisdiccionales, fundamentalmente aquellas en las que el cliente es un consumidor final, “Ingresos Brutos siempre ha tenido dificultades para el tratamiento de estas operaciones”, un argumento sostenido por el arco empresarial. De acuerdo con la visión de la entidad que encabeza el economista cordobés Nadin Argañaraz, “los fiscos provinciales han aplicado presunciones para captar estas operaciones a través de los múltiples mecanismos de recaudación anticipada existentes, que en muchos casos han llevado a situaciones de doble imposición, sumando así una nueva distorsión”.

La Casa Rosada considera oportuno una reducción gradual de la carga fiscal en las provincias, un camino que ya están recorriendo Buenos Aires, Mendoza y Córdoba, cuyas autoridades coincidieron en analizar el pedido nacional. “Ojalá que se cambie el esquema, pero debemos ser serios a la hora de estudiar una medida de esta naturaleza, ya que resulta imperioso establecer con qué recursos se reemplazará un impuesto de tanta incidencia para las provincias”, insistió el gobernador tucumano.

El ministro de Economía provincial, Eduardo Garvich, completó la idea de Manzur, al sostener: “para el año que viene no contemplamos ni aumentos ni reducciones de impuestos”. “Si hay una iniciativa general, antes las provincias tendrán que asegurarse cómo se compensa la recaudación de Ingresos Brutos”, precisó el funcionario.

En expansión

Si bien hasta ahora no se presentó a la Legislatura el proyecto de Presupuesto para 2018, en la Casa de Gobierno se proyecta una expansión cercana al 18% interanual en la recaudación de Ingresos Brutos.

En jurisdicciones más cercanas a Tucumán admiten que, si Buenos Aires avanza con la reforma gradual del impuesto, no habrá otra alternativa que seguir la misma senda. Tal es el caso del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey que, consultado por cronista.com, indicó: “si ellos lo hacen nosotros vamos a tener que estudiar hacer algo similar para no perder competitividad”.

Ingresos Brutos, tributo directamente relacionado con la actividad económica, explica más del 75% de la recaudación provincial total.

Sólo dos provincias, Neuquén y Tierra del Fuego, no lograron vencer a la inflación, con bajas interanuales reales del 8,8% y 1,9%, respectivamente, para el acumulado enero-agosto 2017, de acuerdo con un reporte del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral).

El resto de las provincias aumentaron la recaudación de Ingresos Brutos tanto en términos nominales (34,8% interanual promedio) como en términos reales (8% interanual promedio), completa el reporte del instituto que depende de la Fundación Mediterránea.

comentarios